Steve Ballmer, pesimista sobre el regreso de la NBA a Seattle

Sin contar a Clay Bennett, responsable del traslado de la franquicia a Oklahoma City y una de las personas más odiadas en Seattle, no hay un propietario NBA más ligado al antiguo hogar de los SuperSonics que . El actual dueño de los y ex-director ejecutivo del gigante informático Microsoft fue antes de hacerse con la franquicia angelina una de las personalidades que más luchó por devolver un equipo NBA a Seattle, especialmente en el intento de compra de los Kings para trasladarles a la Ciudad Esmeralda de 2012 junto al inversor Chris Hansen.

Con la posibilidad de mover a los Clippers rechazada de plano por Ballmer desde que adquirió la franquicia en 2014, Seattle sigue esperando a la posibilidad de una expansión para recuperar a sus añorados Sonics, pero la falta de interés de la NBA por ampliar su número de equipos y los problemas de la ciudad para construir un nuevo pabellón lo hacen imposible. El propio Ballmer aprovechó su presencia en Seattle para una conferencia tecnológica para dar una actualización bastante pesimista sobre la posible resurrección de los SuperSonics.

Sin pabellón no hay equipo

“No es probable que ocurra”, explicó Ballmer en declaraciones recogidas por el Seattle Times. “No ha habido ninguna discusión sobre una expansión desde que estoy involucrado con la liga. Así que no creo que vaya a ocurrir. La liga se ha puesto en una posición de favorecer que los equipos se queden en sus actuales mercados”. Además, Ballmer explicó la importancia de que Seattle esté en disposición de construir un pabellón nuevo que sustituya al vetusto Key Arena, actualmente hogar de las Seattle Storm de la WNBA.

“Al contrario que en la mayoría del resto de las ciudades donde construyen un pabellón antes de que llegue un equipo, no creo que un pabellón se vaya a construir aquí antes de que llegue un equipo, salvo que ocurra en el contexto del hockey sobre hielo”. Recientemente, el consejo municipal rechazó conceder a Chris Hansen un permiso municipal para comprar un terreno que hubiera servido para construir un nuevo pabellón, dejando herido de muerte el proyecto más desarrollado al respecto. Ya sea por la NBA o por al propioa ciudad, Seattle sigue a años luz de volver a ver a las mejores estrellas del mundo en carne y hueso.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Clippers traspasarán a C.J. Wilcox a Orlando

Terrence Jones jugará en New Orleans la próxima temporada

Siguiente