Steve Kerr afirma que los ‘nuevos’ Warriors no harán 70 ‘pick-and-roll’ por partido como Houston


Golden State Warriors estará de vuelta dentro de unos meses. Tras una campaña de transición en la que pasaron de contar con el mejor equipo de la NBA a verse enormemente debilitados por salidas y lesiones, para la venidera, la 2020-21, volverán a tener a Stephen Curry y Klay Thompson a pleno rendimiento para ser automáticamente candidatos al anillo.

Con ese escenario la pregunta es cómo funcionarán estos ‘nuevos’ Warriors. La vieja guardia, la formada por Draymond Green y los Splash Brothers, estará presente, pero a su vez estará rodeada por un grupo de jugadores que nada tendrá que ver con el que disputó cinco finales consecutivas entre 2015 y 2019. Entonces… ¿cambiará en algo el estilo del equipo? Steve Kerr niega tal posibilidad a la vez que lanza un ‘dardito’ a los Houston Rockets.

“No vamos a reinventar la rueda. Seguiremos siendo los Warriors. No vamos a convertirnos repentinamente en los Rockets, cambiando nuestro ataque y haciendo que un jugador haga 70 veces por partido un pick-and-roll“, comenta en el TK Show de The Athletic antes de recalcar que lo que ha hecho a su equipo casi imparable ha sido la capacidad para mover el balón a la vez que sus jugadores trabajan y se desplazan por la cancha con y sin la pelota.

“Tenemos que ser nosotros mismos. Lo que hace que Steph y Klay sean los jugadores que son es la combinación de lo que pueden hacer con y sin balón. Eso es lo que agita a las defensas. Y lo que hace especial a Draymond es su capacidad para distribuir desde la posición de ‘cuatro’ o ‘cinco’ para así poder crear jugadas. Si miras lo que hace Miami en estos momentos, pedes ver la influencia que ha tenido nuestro equipo en la liga. Es realmente difícil defender cuando hay mucha acción. Así que no vamos a cambiar eso”.

¿Qué les falta?

Esta es una de las grandes preguntas que lleva rodeando a la franquicia californiana desde hace meses. El backcourt puede ser el mejor de la NBA. Draymond Green ya sabemos que lo te da. Pero… ¿y después? Para empezar tienen el objetivo de convertir a Andrew Wiggins en una pieza solida. Al joven jugador nunca se le ha achacado falta de talento, pero sí inconsistencia. Hacer de él un jugador duro y fortalecido en la parcela defensiva sería un gran paso. La cuestión es que aun así necesitarían más, tal y como recalca Kerr.

“Hemos perdido mucho rebote y mucho pop (apertura) en las alas, incluso en la posición de pívot. En este momento no somos lo suficientemente grandes o atléticos para llegar a donde queremos estar. Pero todos sabemos que tenemos el draft, la agencia libre y potenciales traspasos para abordar este tipo de cosas. Creo que Bob Myers (general manager) sería el primero en decirles que esta plantilla está lejos de estar terminada”, sentencia.

(Fotografía de Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.