Steve Kerr decidió no poner a Curry

se perdió su segundo partido consecutivo de Playoffs debido a las molestias que arrastra en su tobillo derecho. Curry se produjo la lesión el pasado sábado y ha mejorado desde entonces, pero anoche decidió que no quería correr riesgos y le dejó fuera del encuentro. Los Rockets terminaron ganando por 97 a 96.

Kerr explicó antes del partido que su decisión “fue sencilla” pese a que Curry completó la sesión de tiro durante la mañana del jueves y “se sentía bien”. El técnico ni siquiera quiso que Curry probase a calentar antes del choque en Houston y optó por darle unos días más de margen a su estrella.

“Hemos hablado después de la sesión de tiro hoy”, explicó Kerr. “Se ha movido bien. Quería jugar. Pero no nos sentíamos cómodos después de cuatro días seguidos de inactividad poniéndole en un partido de Playoffs, no sabiendo cómo respondería el tobillo”.

Kerr fue directo con los medios y confirmó la ausencia de Curry en la charla antes del partido. El entrenador desgranó los planes que tienen para el MVP en los próximos dos días antes del cuarto encuentro que se disputará el domingo. “Él pensaba que estaría bien. Pero preferimos que juegue un tres contra tres mañana (por el viernes) y probablemente un cinco contra cinco el sábado y ver si realmente está bien o no”, dijo.

Defiende su decisión

Golden State terminó perdiendo el partido en Houston, pero Kerr defendió la decisión al “no merecer la pena correr el riesgo” de que volviese a jugar y se pudiese “volver a lesionar” en cualquier acción. “Vamos a ver qué pasa en el próximo par de días y esperemos que esté listo para el cuarto partido”, concluyó.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Houston quiere que haya serie

Oklahoma aplasta la pequeña rebelión de Dallas

Siguiente