Steve Kerr: “No afrontamos esta temporada como un último baile”

Se ha especulado mucho acerca de la posibilidad de que la 18-19 sea la última gran temporada de estos Golden State Warriors. Esta idea se basa principalmente en el hecho de que Klay Thompson será agente libre el próximo verano, así como Kevin Durant si opta por declinar su opción de jugador. La posible salida de, al menos, uno de los dos, así como lo inviable que resulta la continuidad de DeMarcus Cousins, amenaza con poner fin a la triunfal racha de los de Oakland.

Esto ha hecho que se comience a comparar a estos Warriors con los Bulls de la temporada 97-98, la última de Michael Jordan antes de su segunda retirada. Aquel año Chicago logró su tercer anillo consecutivo para luego ver marchar a todas sus grandes figuras, dando inicio a una nueva etapa de reconstrucción. Uno de los jugadores de aquel equipo era Steve Kerr, actual entrenador de Golden State, que trata de evitar dicho símil.

“La diferencia con aquel equipo es que aquel año todos éramos agentes libres y sabíamos que nos íbamos a marchar, incluido Phil Jackson” confesó. “Ahora no estamos en la misma situación. Sí que tenemos muchos jugadores que acaban contrato, pero no afrontamos esta temporada como un último baile. La agencia libre comienza a vislumbrarse, pero solo para los fans y los medios, no para nosotros. Nosotros vamos a centrarnos en divertirnos este año, ya nos preocuparemos de otros asuntos cuando llegue el momento”.

Una comparación inevitable

Lo cierto es que, por mucho que Kerr trate de evitarlo, resulta difícil no establecer similitudes entre ambos equipos dado el dominio del que han hecho gala en sus respectivas épocas. De hecho, fueron los Warriors quienes batieron la histórica marca del 72-10, y ahora aspiran a alcanzar el famoso Three-peat (tres anillos seguidos) y a jugar sus quintas Finales consecutivas, algo que los Bulls de Jordan nunca lograron. Sin embargo, el técnico americano no considera que la historia sea la motivación que necesitan.

“Sabemos lo especial que sería lograrlo históricamente hablando” declaró, “pero ese no es nuestro objetivo. Nuestro objetivo es disfrutar de esto mientras dure, porque sabemos que no será así siempre. Hemos ganado tres campeonatos en cuatro años y tenemos nuestro lugar en la historia de la Liga casi garantizado, así que no creo que los jugadores deban sentirse presionados. Creo que deberían valorar la importancia de poder intentarlo de nuevo, porque esta podría ser la última vez. Si no sabemos qué va a pasar, ¿por qué no ir a por todas y disfrutar cada paso del camino?” concluyó.