Steve Nash volvió a jugar y lo hizo bien, pero terminó con problemas físicos

disputó su partido número 11 de la temporada en la derrota de Los Angeles ante Washington por 107–117.



El base canadiense, que salió desde el banquillo por primera vez desde la temporada 1999–00, aportó 5 puntos, 11 asistencias, 4 rebotes y 3 robos en 19 minutos, dejando buenas sensaciones entre sus compañeros y entrenadores aunque también recordando que sigue muy lejos de poder aportar de forma continúa.

Nash se retiró del partido antes de tiempo ya que sus problemas de nervios volvieron a aparecer y no quiso agravarlos disputando más minutos.

“Probablemente fue algo estúpido jugar hoy”, dijo Nash en declaraciones recogidas por Los Angeles Daily News. “Pero simplemente quería jugar”.

Descartado hace días

Mike D’Antoni descartó hace días que Nash volviera a jugar esta temporada debido a sus crónicos problemas físicos, pero la ausencia de , baja para al menos las dos próximas semanas, han obligado al entrenador a utilizar al veterano base.

, autor de 28 puntos y 14 asistencias contra los Lakers, alabó el nivel de Nash.

“No me parece que haya perdido nada de su calidad. Así de talentoso es”, dijo Wall. “No importa lo viejo que sea Steve Nash, cuando hace el pick-and-roll, es eficiente y uno de los mejores pasando y tirando. Mucha gente le está descartando, pero cuando está sano sigue siendo uno de los mejores de todos los tiempos. Hay que respetar a un jugador que ha ganado dos veces el MVP en esta liga”.

Nash Defiende su postura

Antes del encuentro contra Washington, Nash habló con los periodistas y defendió su postura de querer cumplir su contrato, tal y como aseguró en el documental The Finish Line que está emitiendo Grantland.

“¿Quién no lo haría?”, dijo Nash en referencia a luchar por su contrato y los 9,7 millones de dólares que le restan por cobrar la próxima temporada. “Es un contrato y luchamos cada 5, 6, 7, 8 años para conseguir tener contratos garantizados en este negocio. Vine aquí con las mayores esperanzas, me rompí la pierna jugando aquí y creo que la gente respeta el hecho de que eso es honesto y alguien que diga que él no lo haría probablemente no sea de fiar”.