Stoudemire se despide de la NBA con una carta en The Players’ Tribune

Amar’e Stoudemire jugará en la liga israelí la próxima temporada, y el antiguo jugador de Suns, Knicks, Mavericks y Heat se ha despedido de la NBA con una carta en el conocido portal The Players’ Tribune.

“No es un adiós”, dice Stoudemire en el título de su carta.

“Quiero tomarme el tiempo de demostrar mi cariño a algunos de los chicos con los que compartí mi carrera. Primero está Stephon Marbury, yo fui su rookie, me acogió y me enseñó. Demasiada gente olvida que fue un All-Star y un jugador de contratos máximos, y significó mucho para mí que un jugador así de grande se hiciera cargo de mí durante mi primer año”, dice el interior.

“Y luego está Nash. Cuando le trajimos, alcanzamos un nuevo nivel y todos crecimos a su lado. Cuando tienes un base tan generoso, todo el juego se hace más fácil. Redefinimos el baloncesto. Antes de nuestros Suns, la posición de pívot era para jugadores como Shaq o Karl Malone. No teníamos la altura pero sí la velocidad, Mike D’Antoni decidió que jugáramos con un equipo pequeño, y los rivales no estaban listos para ello. No estaban listos para el Siete Segundos o Menos”, prosigue Stoudemire.

“Tampoco me puedo olvidar de Shaq. Le idolatré mientras crecía y pude jugar con él en 2008 y 2009, y funcionamos. Hice muy buenos números gracias a él y la atención que él reclamaba sobre la defensa”.

“También está Dirk Nowitzki, el jugador más difícil de defender contra el que nunca he jugado. El tiro cayendo hacia atrás sobre una pierna es indefendible. Por suerte, cuando coincidimos durante unos meses en 2015, no tuve que defenderlo, pude jugar a su lado y simplemente observar”.

“Este año pude jugar un poco con Dwyane Wade, otro futuro miembro del salón de la fama. Mantiene su bote bajísimo y es extremandamente rápido. Solamente le hacen falta dos botes para llegar a la pintura, y siempre da la impresión de que juega con el piloto automático pero acaba con 28 puntos y 9 asistencias”.

 

“Por último, pero no menos importante, Carmelo Anthony. Creo que es el mejor anotador puro de la NBA, es muy sencillo para él. Cuando está al 100%, juega a algo totalmente distinto que el resto de nosotros. Esa noche en que anotó 62 puntos en el Garden fue muy fácil para él, pudo haber anotado 70 o quizá más, simplemente fluyó en la pista, y de eso es lo que se trata este juego, de alcanzar el nivel de Carmelo. Cuando un gran jugador rinde así, es divertido de ver. Lo sé bien porque estuve ahí”, finaliza Stoudemire en sus agradecimientos.

“Me retiro de la NBA, pero todavía no digo adiós al baloncesto. Voy a jugar para Hapoel Jerusalén, uno de los más grandes en Europa. Sin embargo, esto no se trata de ir acumulando cheques en Europa. También es un viaje espiritual. La biblia habla de Jerusalén como un lugar sagrado, y puedo sentir eso mismo cada vez que estoy ahí. Es una gran oportunidad para ser un mejor marido y un mejor padre, para liderar a mi familia de cara a la bondad. La oportunidad de jugar ahí y crecer como jugador y como persona es una bendición. Como mi padre solía decirme, el cielo es el límite. Hora de elevarse”.

 

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Sergio Rodríguez: “Los Sixers tuvieron mucha fe en mí”

Wiggins: “Queremos estar en los Playoffs”

Siguiente