Sullinger regresa de la D-League

pasó de ser un ala-pívot fofisano en los Celtics a tener, en los , el clásico perfil de un jugador que lleva un par de años retirado del baloncesto y empieza a acomodarse a la buena vida y a no entrenar o jugar a diario. Por esa razón, para que abandonara esa fisionomía impropia de un jugador profesional, fue enviado como castigo necesario a la Liga de Desarrollo. Para recuperar la línea.

Todos sabemos de la indudable calidad del ‘4’ así como de su genética, propensa a engordar y a lesionarse —no entramos en sus hábitos de vida por mero desconocimiento—. Todos sabíamos también de la interesante inversión y riesgo que hacía la franquicia canadiense el pasado verano. Podían fichar tanto un boom como un bust.

Desconocido

En sus dos mejores temporadas en Boston (2013-14, 2014-15) promedió 13,3 puntos en menos de media hora de juego.

Qué presente tan distinto. Sullinger lleva jugados sólo 11 partidos este ejercicio con Toronto, uno como titular. Apenas 11 minutos de media para 3,7 puntos. Cifras ridículas para alguien de su techo y potencial nivel. Y así está, a caballo entre NBA y cantera, con pocas oportunidades hasta que Dwane Casey empiece a ver que es merecedor de ellas.

Hoy sabemos por Rotoworld que ha vuelto a ser llamado de la para sentarse en el banquillo ante los Pistons esta noche. Veremos si juega y si, siendo así, comienza a aprovechar sus oportunidades.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Kevin Durant y desavenencias en OKC

Los Spurs caen en el Madison Square Garden

Siguiente