Tercero más joven de la historia de la NBA en llegar a 30 puntos: Jaren Jackson Jr.

La temporada de rookie de está empezando a alcanzar cotas más que interesantes. El novato, cuyo rendimiento ha sido considerable desde el primer día, firmó anoche ante los Nets el mejor partido de su carrera tras anotar 36 tantos, lo que le convierte en el tercer jugador más joven de la historia de la NBA en haber alcanzado los 30 puntos en un partido, según datos de ESPN. Por delante de él, dos hombres para la historia de este deporte: y .

El de los , nacido el 15 de septiembre de 1999, llegó a esta cifra con 19 años, 2 meses y 15 días, 14 días más de los que necesitó KD para anotar 35 puntos ante los Pacers. Casualmente, aquello ocurrió también un 30 de noviembre, aunque en este caso del año 2007.

LeBron James, por su parte, tuvo la ventaja de no pasar por la universidad, lo que le hace contar con varios récords de precocidad imposibles de superar con la actual restricción de edad. El de los Lakers le hizo 33 puntos a Memphis el 29 de noviembre de 2003, es decir, con 18 años, 10 meses y 27 días.

Jackson está promediando ahora mismo 12,7 puntos, 4,5 rebotes y 2,1 tapones por partido, y solo los magníficos registros de hombres como Luka Doncic le alejan de la carrera por el Rookie del Año. No obstante, no cabe duda de que su aportación en los Grizzlies está siendo fundamental para el buen momento que atraviesan los de Bickerstaff y nadie cuestiona que, además de un gran presente, el pívot cuenta con un futuro enormemente prometedor. Solo hay que ver a dónde han llegado los dos jugadores con los que comparte esta particular estadística.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Lakers remontan y ganan un partido clave ante Dallas

Las derrotas más desastrosas de la era Popovich

Siguiente