Thibodeau no da tregua y los Knicks se imponen a los Pistons (3-0)


En teoría el encuentro de anoche no tenía mucha importancia para los Knicks. Tan solo era otro amistoso más donde trataban de ponerse a punto. Pero no lo fue para Tom Thibodeau, que se lo tomó como si fuera uno de temporada regular. El técnico se mostró muy activo en el banco, movió a sus jugadores, protestó a los árbitros y no dio nada por sentado hasta amarrar un nuevo triunfo.

Los Knicks se impusieron a los Pistons por 100-108 en el Madison Square Garden y se colocan 3-0 en esta pretemporada. Cuatro de sus cinco titulares superaron la treintena de minutos, a excepción de Fournier; y Julius Randle y Taj Gibson fueron los máximos exponentes de los Knickerbockers con 29 y 21 puntos respectivamente.

«Todo lo que hacemos me importa. Para nosotros, ahora mismo somos una franquicia que está todavía construyéndose. Queremos consolidarnos. Luchamos día tras día, y me encanta cómo lo pelean nuestros muchachos», dijo Thibodeau al diario NY Post.

Thibs actuó como siempre, siendo duro y exigente con los suyos. Cualquiera que le viera anoche no pensaría que estamos en plena pretemporada. Pero cuando las cosas fueron mal dadas, los Knicks remaron a contracorriente para remontar el encuentro gracias a un parcial de 21-30 en el tercer periodo que les dio alas.

«No quiero descansar. Quiero jugar», admitió Derrick Rose, que fue titular en lugar de Kemba Walker. «Quiero coger mi ritmo. Acostumbrarme a que el balón esté en mis manos», reconoció.

El veterano base no pudo completar el anterior choque ante los Wizards por unos problemas en el tobillo. Sin embargo, anoche se marchó hasta los 31 minutos para sumar 14 puntos, 5 asistencias y 2 rebotes.

El que también regresó a los parqués fue Julius Randle, que recientemente ha sido padre por segunda vez. El ala-pívot es otro que jamás se permite un descanso. Suyos fueron 29 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 1 robo de balón con un 11/19 en tiros de campo.

«Cada partido se encamina hacia lo real, y de eso se trata todo esto», señaló Randle. «En realidad estoy contento de que hayamos tenido un partido como este donde no estábamos lanzando bien y no teníamos un gran ritmo, y tuvimos que resolverlo. Así que es una buena prueba para nosotros», explicó.

Y lo cierto es que los Knicks no estuvieron demasiado acertados. La defensa hizo aguas durante tres cuartos de noche, y Thibs tuvo que recurrir a sus titulares en el tramo final para poder darle la vuelta al marcador.

«No podemos engañarnos pensando que estamos preparados. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos, analizar el vídeo del partido, entender por qué hemos ganado o por qué hemos perdido, y centrarnos en mejorar cada día», concluyó el técnico de los Knicks.

En el cuadro visitante, Jerian Grant destacó con 18 tantos, 4 rebotes y 3 asistencias; seguido por Frank Jackson con 15 tantos y 7 rebotes; y de un Saben Lee que sumó 14 tantos. Los de Dwane Casey están 1-2 en esta pretemporada y esperan que su número 1 del Draft Cade Cunningham pueda llegar al inicio de curso.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.