Tiago Splitter estará al menos cuatro semanas más de baja


La suerte no ha acompañado en absoluto a Tiago Splitter desde su llegada a los Hawks. El pívot brasileño aterrizó en verano de 2015 en Atlanta vía traspaso, una decisión obligada de los Spurs para hacerle hueco a LaMarcus Aldridge. Pero su reencuentro con Mike Budenholzer (ex-asistente de Gregg Popovich en San Antonio) fue accidentado. Splitter no pudo acabar la temporada por una lesión de cadera que le obligó a pasar por el quirófano, disputando solo 36 partidos y obligándole a perderse los Juegos de Río 2016 en su país natal.

Y, de momento, 2016-17 no ha empezado mejor. Los Hawks anunciaron este martes que Splitter estará de baja durante al menos cuatro semanas por culpa de una distensión de isquiotibiales de segundo grado. Esta lesión, sufrida en un entrenamiento, llega cuando aún no había podido debutar en esta pretemporada. Su retorno no llegará hasta bien entrada la temporada regular, en noviembre, obligando a Atlanta a seguir sin un jugador teóricamente clave en su segunda unidad.

La ausencia de Splitter podría tener implicaciones en la plantilla final de Atlanta para el inicio de temporada regular. Los Hawks tienen 16 jugadores con contrato garantizado, por lo que al menos uno de ellos tendrá que salir cortado o traspasado. En la posición de pívot, Mike Muscala y el joven Walter Tavares han ganado una importancia especial para dar descanso a Dwight Howard, dejando en una situación más delicada a otros jugadores como Mike Scott o Tim Hardaway Jr. La evolución de la lesión de Splitter y los próximos partidos darán algo más de luz a los dilemas de Atlanta.

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.