Tony Parker, carta de despedida a Spurs: “Gracias San Antonio”


Con media liga todavía asimilando que no verá a Tony Parker embutido en el uniforme de los San Antonio Spurs, el mítico base de la entidad texana ha publicado una emotiva carta de despedida en The Players Tribune en la que hace repaso de simpáticas anécdotas de su etapa en San Antonio, además de dar las gracias por los 17 años que pasó allí como jugador profesional.

Especiales palabras dedica Parker a Tim Duncan o Gregg Popovich, dos de los elementos diferenciadores en su carrera. A continuación rescatamos algunas de las frases más especiales que Parker ha escrito en su carta.

Su primera prueba con San Antonio

“Bien, imaginad esto: tenéis una entrevista de trabajo muy importante pronto. Habéis estado trabajando dura toda la vida para esto. Y es para una empresa que… wow. Tiene que ser uno de los mejores sitios donde trabajar de todo el mundo. La entrevista es en el otro lado del mundo pero no te importa. Te metes en un avión y coges un vuelo para cruzar el océano para verte las caras con los jefes de esa empresa

¿Suena prometedor, eh?

Bueno, y ahora es cuando las cosas se ponen feas. Puede que por el jet-lag o por los nervios, pero sea lo que sea, cuando llegas a la entrevista sientes que no eres tú mismo. Te examinan con algunos ejercicios y, tío, es frustrante. Porque no importa lo fuerte que lo intentes, no es tu día. Pareces superado y que no estás siquiera preparado para esa prueba. Y después de 10 minutos, el gran jefe dice que ya ha visto suficiente. Has terminado. Gracias por venir.

¿Parece una pesadilla, verdad?

Bueno, como habréis podido adivinar, ésa es mi historia. Ése fue mi primer entrenamiento con un equipo NBA, durante la pretemporada del año 2001, y fue un desastre. Di absoluto asco. Y cuando acabó, pensé que mi sueño de ir al a NBA había terminado para mí.

Y fue con los Spurs. Es cierto, jugué el baloncesto más vulgar de mi vida en el peor momento. Justo enfrente del entrenador Pop y todo su séquito. Pop y R.C. (Buford, general manager) eligieron a un exjugador NBA, Lance Blanks, para guiar mi entrenamiento. Y él me dominó, superó. Me hizo parecer el joven inexperto que exactamente era.

Pero Popovich no se dejó llevar por la primera impresión. Me invitó a otro entrenamiento y me aseguré de no cagarlo esta vez. Jugué bastante mejor a la segunda. Enseñé algunas de las cosas que podía ofrecer. Y fue de locos, porque lo siguiente fue escuchar un… “con el número 28 del Draft de 2001, los San Antonio Spurs eligen a Tony Parker, del Racing Club Paris”. En otras palabras, conseguí el trabajo.

Y 17 años después, sigo siendo ese niño de 19 años. Ahora, como un ‘viejo’ de 36 años, he conseguido un trabajo en otra parte”, alegaba Parker, que resumía su sensación tras todos estos años como “la diferencia y el gran privilegio de haber jugado en esta liga con los Spurs”.

La cultura Spurs y… Duncan

“Con un tipo como David (Robinson) fue increíble tan solo verle jugar. Con él y con el resto de veterano de los Spurs (cuando él era un novato) ocurría que todos los jugadores tenían sus expectativas de ganar un campeonato. Pero también tenían otra responsabilidad a la que daban como mínimo la misma importancia: dejar el equipo en mejor lugar del que lo encontraron cuando llegaron. Y eso es la cultura Spurs ahora. Acometer tus expectativas al mismo tiempo y nivel que acometes una responsabilidad más grande, para con el conjunto.

Por supuesto que una de las mayores razones por las que la cultura Spurs exista es tan simple como tener uno de los mejores jugadores de siempre. Es Tim (Duncan). La cuestión con él no era solo que fuera el mejor jugador todos estos años, también fue el mejor compañero. Puede sonar a cliché pero no creo que la gente imagine hasta qué punto la cultura Spurs es como es gracias a Tim. Ésa es la verdad.

La cultura de los Spurs no es magia. Es tener un staff técnico de élite, teníamos un entrenador entre un millón. Pero si quieren saber lo realmente importante de todo esto… es simplemente Timmy. Realmente era él. Tan simple como eso.

¿Es el mejor de siempre? No lo sé, pero es el mejor con el que he jugado. Pero una cosa sí sé: Timmy es, de los jugadores más grandes, el más fácil de ser entrenado. De cualquier época. Tenía todos sus títulos de NBA First Team, MVP, MVP de las Finales… y ahí estaba, en un entrenamiento queriendo ser entrenado como si tuviera que luchar por un puesto en el equipo. Era como si nos dijera: el mejor jugador de la liga estaba decidía sacar su ego fuera por el bien del equipo, ¿lo harás tu también?

Eso es la cultura de los Spurs”.

Popovich, figura clave

“Es difícil explicar lo que convierte a Pop en un líder ta especial. Claro, está lo que ya conocéis: es un genio de la comunicación, un analista brutal, un motivador brillante y un tipo enorme en todos los sentidos. Pero lo que le hace único como entrenador NBA son sus principios: la manera en la que los situó desde el principio y los mantiene hasta ahora.

Todas las experiencias con él: las buenas y las malas me han hecho mejor jugador y persona. Eso es Pop, eso le hace tan especial. No es una idiotez cuando te dice esas palabras de motivación ni lo es cuando te critica.

Por esa razón todo el mundo ve a los Spurs siendo tan buenos con todos esos grandes nombres y jugadores. Porque no importa qué jugador seas, la cuestión nunca cambia. Siempre importa la pregunta que Pop se hace cada año en el equipo: ¿lo que pase aquí será para el bien de los Spurs?

Todo lo que importaba era ganar campeonatos juntos. Eso era todo. El método Pop, nuestro método. No importaba si era Manu (Ginóbili), Timmy o yo quién brillaba, el resto siempre sonreía. Hasta si no era alguien del Big Three inicial, como ocurrió en las Finales de 2014 con Kawhi. Todos en el equipo éramos felices si ganábamos.

Ése es el método de los Spurs”.

Salida de San Antonio: hueco a Murray

“Le pedí a Pop vernos un día y le transmití mis pensamientos. Era tiempo para que Dejounte (Murray) fuera nuestro base titular. No quise hacer algo dramático de ello, o algo de ego, un circo con los medios. Solo lo hice por el bien del desarrollo de Dejounte y por el bien del equipo. Pop estuvo de acuerdo y me lo agradeció. Y luego tuve la misma conversación con Dejounte. Me lo agradeció también.

Era lo mejor para los Spurs.

Pero quería dar las gracias. Gracias a los Spurs como organización, de principio a fin, por la oportunidad de trabajo más increíble de mi vida y por los 17 mejores años de trabajo en la Tierra. Gracias a los fans, de cualquier parte, por animar siempre. Y gracias a la ciudad de San Antonio por ser hacer que pueda hablar de ella como lo único que siento hacia ella ahora mismo: es mi hogar”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.