Toronto derrota a Milwaukee en un duelo con sabor a playoffs

A la tercera fue la vencida. Después de perder los dos primeros duelos directos, los Toronto se impusieron por primera vez esta temporada a los Milwaukee tras asaltar el Fiserv Forum por 116-123, recuperando así la condición de equipo con mejor balance de la NBA. La situación en la punta de la tabla es curiosa, pues aunque nadie supera el 29-12 de los canadienses, siguen siendo los de Wisconsin quienes cuentan con un mejor porcentaje de victorias por partido (27-11; 71,1%).

Milwaukee fue testigo de un choque que, por todo lo que se vio, no parecía tener lugar a mediados de la fase regular. La agresividad de los jugadores en cada acción o las reacciones del público ante cada jugada eran más propias de un cruce de postemporada, y tanto Nurse como Budenholzer demostraron en sus rotaciones que también lo veían así. Fue especialmente llamativo el caso de los Raptors, pues, dadas las bajas de Lowry y Valanciunas, el técnico lo fió prácticamente todo a su quinteto titular, cuyos integrantes superaron los 35 minutos en pista.

Kawhi y Siakam afianzan sus candidaturas

La estrategia de Nurse, si bien puede pasar factura en el choque de esta noche ante Indiana, funcionó a la perfección. Dio incluso igual que los hombres de banquillo aportaran solo 5 puntos, pues el nivel al que jugó cada uno de los hombres titulares fue inmenso, aunque hay dos figuras que destacan sobre el resto: y Paskal Siakam.

Candidatos a MVP y Jugador Más Mejorado respectivamente, ambos dieron muestra de por qué aspiran a tales galardones con una exhibición baloncestística. Los dos se fueron hasta los 30 puntos con grandes porcentajes de tiro, y fueron un martillo pilón que fue golpeando una y otra vez la defensa de Milwaukee hasta hacerla añicos: el primero a base de uno contra uno y su infalible tiro desde la media distancia, y el segundo gracias a estar siempre en el lugar adecuado en el momento adecuado y a su calidad para finalizar desde cualquier posición.

A su lado, agarró la batuta que había dejado libre Kyle Lowry y dio una lección de cómo se dirige un equipo desde la pista. El base hizo gala una vez más de su excelente lectura y toma de decisiones, y las combinó con un 5/8 en triples para convertirse en pieza clave del triunfo. También lo fueron y , que aportaron 25 y 12 puntos respectivamente, amén de un intachable trabajo en la faceta defensiva.

Giannis, Giannis y más Giannis

En los Bucks, por el contrario, las cosas no fueron tan bien, lo que obligó a a tirar de los suyos casi en solitario durante muchos tramos del choque. Hombres como o tuvieron menos participación de la habitual, la pareja de bases conformada por y fue bajando prestaciones con el paso de los minutos (19 puntos entre ambos en el primer cuarto, 10 en el resto del partido), y suplentes importantes como o no estuvieron nada finos. Sin embargo, la falta de compañía no detuvo al griego en su empeño.

Aunque las ayudas de los Raptors le complicaron la vida en los ataques en estático, Giannis supo castigar cada pequeño hueco en las transiciones o cualquier mal ajuste para atacar el aro e irse hasta los 43 puntos, a los que añadió 18 rebotes y 4 asistencias. No obstante, su arsenal no se basó solo en su habitual dominio de la pintura, pues con tres triples en el último cuarto (3/5 en total) demostró hasta dónde es capaz de elevar su nivel de juego a la hora de la verdad.

El cuarto y último encuentro de liga regular entre ambos equipos tendrá lugar el día 31 de este mismo mes, y determinará si es Milwaukee quien se lleva los duelos particulares o si el balance acaba siendo de 2-2. Luego, por los meses de abril y mayo, quizás volvamos a ver a ambos equipos enfrentarse, pero esto ya es adelantarse mucho a los acontecimientos. De momento, deben seguir ganándose tal privilegio en la pista.

(Fotografía de portada: Tim Bradbury/Getty Images)