Toronto se lleva una gran batalla entre DeRozan y Walker

La jornada NBA de viernes enfrentaba al vigente finalista del Este y al equipo revelación de la Conferencia en este inicio de campaña. y se encontraban buscando consolidarse como la principal alternativa al eterno dominio del equipo de LeBron James (ya sea Cleveland o Miami) en los últimos años en su mitad de la liga. Y el duelo no decepcionó. por Toronto y por Charlotte prolongaron su magnífico comienzo de campaña en un vibrante partido del que la franquicia canadiense salió victoriosa por 111-113.

El líder de Charlotte

Kemba Walker, lanzado hacia su primer All-Star, firmó un partido casi impecable ante la superada defensa de los Raptors. 40 puntos (12/19 en tiros de campo, con 7/12 en triples), 10 rebotes, 6 asistencias y solo 1 pérdida de balón fue el balance del base. Eso sí, en la primera mitad fueron los Raptors los dominadores del partido, con DeMar DeRozan y como principales ejecutores, y con el resto de Hornets con el punto de mira desviado.

Tras el descanso, (18 puntos) ayudaba a Kemba Walker a igualar un duelo que los Raptors llegaron a dominar por 16 puntos en el segundo cuarto. Entrando en los 12 minutos definitivos, los Hornets ya le habían dado la vuelta al encuentro, liderado por un excepcional Walker. Charlotte soñaba con ver a su equipo mantener su pulso con los Cavaliers en el primer puesto del Este por al menos una noche más, pero DeMar DeRozan apareció de nuevo.

Números dignos de MJ

La capacidad de decidir partidos del escolta, quien terminó con 34 puntos, apareció al final. DeRozan anotó 10 puntos en los últimos 6 minutos para darle de nuevo la vuelta al partido. Una sequía de casi 4 minutos sin anotar de los Hornets acabó siendo el remate para que los Raptors se llevaran un valioso triunfo ante un equipo que, por lo visto esta temporada, será competencia directa por los puestos nobles del Este.

Pero, fuera de Cleveland, no hay un jugador que haya arrancado más lanzado esta temporada en la Conferencia Este que DeMar DeRozan. Por séptima vez esta temporada, el escolta alcanzó los 30 puntos en los ocho partidos disputados por su equipo esta temporada, un hito inédito en un comienzo de campaña desde que también sumara siete partidos de sus ocho primeros con 30+ puntos en 1986-87. De forma no casual, aquella fue la mejor temporada anotadora individual de la carrera de Jordan (37,1 puntos de promedio). DeRozan, líder anotador de la liga (34,1 puntos) va por el mismo camino.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Joel Embiid guía a los 76ers a estrenar su cuenta de victorias

Los Spurs cierran su mala racha en el mejor partido de Pau Gasol

Siguiente