Toronto vence a los 76ers en un vibrante encuentro


Los Raptors han dado un golpe sobre la mesa al imponerse a los 76ers por un resultado de 101-96 en un partido con un ambiente y una intensidad más propios de Playoffs que de un mero compromiso de regular season.

Ambos conjuntos aplicaron una defensa muy agresiva como medida de contención y estudio del adversario durante los primeros minutos. Con ambas zonas congestionadas por decenas de manos de uno y otro conjunto, los canadienses golpearon primero desde larga distancia con sendos triples de Siakam y Van Vleet. Ambos, con 25 y 24 puntos respectivamente, acabarían como máximos anotadores de los locales.

Los 76ers presentaban serios problemas para producir en ataque pese a las segundas oportunidades generadas tras rebote ofensivo. Josh Richardson –máximo anotador visitante con 25 puntos– abría la lata tras tres minutos y medio con dos triples, recuso que abrazarían durante todo el encuentro para mantenerse en el mismo. Tobias Harris –18 puntos– acompañaría a su compañero con cinco puntos consecutivos para cerrar el primer intercambio de golpes.

La segunda unidad de Brett Brown serviría para abrir todavía más la cancha, lo que aprovecharía Siakam para producir desde la pintura acompañado de un Hollis-Jefferson –16 puntos y 10 rebotes– que respondió con lo que se le presuponía desde que recaló en Toronto: intensidad, defensa y anotación puntual. El regreso a pista de Josh Richardson revitalizó a unos 76ers que no extrapolaban su rendimiento al juego interior. Joel Embiid completó el que probablemente haya sido el peor partido de su carrera –cero puntos, un 0 de 11 en tiros de campo y cuatro pérdidas– y acabó desquiciado ante el sensacional clínic defensivo ofrecido por Marc Gasol.

El pívot español completó un gran partido desde la defensa y el rol de principal organizador del juego canadiense. Sus conexiones –máximo asistente de su equipo con nueve pases de canasta– con Van Vleet, Anunoby y un Terence Davis muy activo y valiente fueron una constante,  hallando con facilidad al compañero liberado. Los 76ers seguían apelando al lanzamiento exterior y dos aciertos consecutivos de Mike Scott equilibraban la balanza.

Cuando no estaba Marc, los canadienses optaban por un quinteto pequeño que permitiera mover rápido la bola y atacar con agresividad las líneas defensivas. Un sistema que obtuvo sus frutos y que permitía a Siakam imponer su ley en ambas pinturas. Nuevamente, los de Brett Brown incrementaban su saco de puntos desde el triple mediante Harris, Richardson  y Ennis para contener las acometidas rivales.

Los visitantes intensificaron su defensa con su quinteto estelar en el último cuarto pero los de Nick Nurse se encontraban más cómodos y mejor asentados en la pista. Marc seguía neutralizando la presencia interior de Embiid y las rápidas manos de Siakam y Anunoby minimizaban el juego de transición rival. Así, dos triples Powell y Van Vleet devolvían un parcial de 7-0 y un ‘2+1’ de Siakam adelantaba a los canadienses a un minuto para el final. Las siguientes posesiones fueron un cúmulo de errores, pérdidas e imprecisiones que terminarían favoreciendo a los locales. Dos robos del propio Siakam se tradujeron en cuatro puntos y un mate final sobre la bocina del camerunés –después de un desconcertante lanzamiento de Simmons con cinco segundos por jugarse– que certificó el triunfo de los Raptors e hizo estallar en júbilo a la afición del Scotiabank Arena.

La bestia negra de los 76ers de los últimos años

Esta victoria, cuarta consecutiva, permite a los de Nick Nurse asentarse en la cuarta posición de la Conferencia Este con balance similar al de Miami y Boston (12-4).

Y hay otros tres datos más de gran relevancia que nos ha dejado el partido. Uno, los Raptors han vencido a los de Pensilvania en 22 de las últimas 25 veces que ambos se han enfrentado en temporada regular. Y los 76ers no ganan en Toronto desde noviembre de 2012. Dos, los canadienses presentan una racha de 32 victorias consecutivas ante equipos de su división que dio comienzo el 13 de diciembre de 2015. Y tres, los canadienses se mantienen como uno de los únicos cuatro conjuntos –todos ellos del Este– que, a día de hoy, cuentan todos sus encuentros como locales por victorias.

(Fotografía de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.