Trae Young: el más rápido en llegar a 350 triples en la historia de la NBA


El base de Atlanta lo ha hecho en 140 partidos, superando así los 142 que necesitó Lillard

Como tocado por una varita mágica. Así juega Trae Young, un chico que llegó a la NBA en 2018 y que convierte cada partido es un espectáculo digno de ver. Atlanta, su equipo, no está ganando demasiados partidos; pero él, uno de esos jugadores diferentes que dan brillo a la NBA, no para de convertir cada noche en una exhibición que otrora obligaría a tirar del VHS para poder revivir cada detalle de su talento.

El partido disputado y ganado tras dos prórrogas ante Charlotte Hornets no fue la excepción. El base de los de Georgia dio buena cuenta de los de Carolina del Norte con 31 puntos (incluyendo un 6 de 13 en triples), 16 asistencias y 4 rebotes. ¿Suena a poco? El bueno de Young lleva exactamente 30 partidos de al menos 30 puntos en el presente curso, en el cual es el cuarto máximo anotador de la Liga con un promedio de 29,4 puntos, así como el segundo máximo asistente con 9,3 pases de canasta por noche.

Sí, sus números generales son impresionantes para un chaval de 21 años que vive su segunda campaña en la mejor liga de baloncesto del mundo; pero no se queda ahí. Young se codea ya con los mejores de la historia, e incluso los supera en algunos aspectos.

Con el de anoche la estrella de los Hawks ha sumado el cuarto partido de su segundo año en la NBA con al menos 30 puntos y 15 asistencias, dato que lo convierte en el sophomore que más veces lo ha hecho desde 1983 superando a Magic Johnson en Isiah Thomas, ambos con tres. Si optamos por irnos al acumulado de los dos primeros años en la Liga solo tiene por delante a Oscar Robertson (17) y Tiny Archibald (5). Y por último, si preferimos lanzarnos a la historia en toda su amplitud, se ha colocado ya, cuando aún no ha terminado su segundo año, en el 13º lugar en la lista de jugadores con más partidos de 30 puntos y 15 asistencias igualando a John Stockton, Gary Payton y Allen Iverson.

Un triplista de locura

Trae es capaz de hacer muchísimas cosas sobre una cancha de baloncesto, pero si hay algo que lo define es su facilidad para lanzar y meter triples desde cualquier parte y sin importar las circunstancias. Frente a Charlotte volvió a dar una exhibición en este sentido logrando varios de sus seis desde más allá de nueve metros, algo en lo que es directamente es un especialista. Además, los conseguidos ante la franquicia de Carolina del Norte le sirvieron para poner en el total de su carrera los 355. No es un dato baladí. Desde anoche es el jugador que menos partidos ha necesitado en la historia de la NBA para alcanzar los 350 triples, exactamente 350. El anterior récord estaba en manos de Damian Lillard, quien lo hizo en 142.

*Datos de EliasSports.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.