Trae Young se sale y ya sabe lo que es ganar con Atlanta

El novato mostró su candidatura el Rookie del Año con una portentosa actuación que permitió a los cosechar su primer triunfo esta temporada. Fue a costa de los , 0-3 de arranque para el curso 2018-19. Atlanta, por su parte, se sitúa 1-2.

El número 5 del Draft de 2018 había firmado 14 puntos en su estreno como profesional y luego 20 en su segunda aparición. Anoche, rompió todos esos registros y en un único encuentro amasó más puntos que en los dos previos. Young hizo 35 tantos, con 13/23 en tiros de campo y 6/14 en triples. Además, 2 rebotes, 1 robo y 11 asistencias. Todo ello en 37 minutos. Son números buenísimos para cualquier jugador, pero más para un novato. Y es que desde Stephen Curry, allá por el curso 2009-10, ningún rookie hacía un encuentro de al menos 35 puntos y 10 asistencias. En los últimos 25 años, únicamente el propio Curry y , Allen Iverson y Jason Kidd lo habían logrado. Selecto club al que ahora se une Young, que es el único en este siglo XXI, junto con James y Curry en abrazar esta estadística.


Pero es que todavía hay más, porque a sus 20 años y 42 días, Young es el segundo jugador más joven de siempre, solo por detrás de LeBron, en firmar como mínimo un 35-10.

Hundimientos de Cleveland

Y lo decimos en plural porque fueron varios. Al menos dos, en el segundo cuarto y en el último cuarto. Flojos los Cavaliers, que no saben lo que es ganar y que además de tener delante a un inconmensurable Young, se hundieron ellos solos en el segundo parcial (40-26) y en el último cuarto, con 41-25 en contra y sin capacidad ya para revertir lo hecho. Y es que a los 12 minutos finales habían entrado los de Ohio vivos, 92-86, después de resistir a la vuelta de los vestuarios y de no tirar del todo por la borda la ventaja adquirida al comienzo, cuando sellaron un notable 24-34 de inicio.

Festival triplista en el último cuarto

De esos 41 puntos firmados por los Hawks en el último asalto, 30 de ellos vinieron desde el triple. Hasta en diez ocasiones conectó Atlanta con éxito con la distancia, incluidas siete dianas en los siete minutos de arranque, que destrozaron a los Cavaliers. Aquí, Kevin Love, con doble-doble de 16 puntos y 17 rebotes, pero 1/8 en triples, y Jordan Clarkson, 19 tantos como suplentes, fueron lo único salvable de unos Cavaliers que no saben lo que es ganar, de momento, sin LeBron James.  En Atlanta, además de Young, Kent Bazemore, 23 puntos, o el novato Omari Spellman, 4/5 en triples y 17 puntos en 23 puntos, estuvieron muy destacados, así como Alex Len, potente en la pintura merced a su doble-doble de 16 puntos y 11 rebotes, a los que añadió 4 asistencias y 4 tapones.

Nota: en una primera versión de esta noticia se especificaba que Young había sido número 3 del Draft 2018. Fue número 5.