Trae Young y Capela acaban con los Pacers


Los Atlanta Hawks se mantienen en la cuarta plaza del Este tras derrotar a Indiana por 129-117. Los de Georgia siguen por lo tanto por delante de los Boston Celtics y de los New York Knicks, completamente lanzados en la persecución y decididos a poner aún más difícil a los de McMillan hacerse con la ventaja de campo en primera ronda. Los Pacers, por su parte, buscan la ventaja de campo en el play-in, un objetivo que se les complica un poco más con esta derrota.

Los locales arrancaron el choque muy inspirados y dispuestos a resolverlo por la vía rápida. Con un parcial de salida de 30-10, Atlanta amenazó con romper el encuentro desde muy temprano, pero esto no intimidó a los de Indianápolis, que fueron poco a poco encontrando su sitio sobre la pista y recortando dicha ventaja hasta llegar a empatar el partido a falta de 5 minutos para el final. No obstante, los visitantes no fueron capaces de culminar la machada, y fueron presa de un Trae Young que dio un paso adelante en estos minutos para evitar que el triunfo se escapase del State Farm Arena.

El base terminó el choque con 34 puntos y 11 asistencias, y anotó o asistió todos los lanzamientos de campo de los Hawks en los últimos 5 minutos a excepción de un palmeo de Solomon Hill. Varias de dichas asistencias fueron para Clint Capela, quien fue su mejor aliado y logró un monstruoso doble-doble de 25 tantos y 24 rebotes, firmando su segundo partido de la temporada con un 20+20.

Sin embargo, el base y el pívot no estuvieron ni mucho menos mal acompañados, ya que Kevin Huerter y Bogdan Bogdanovic terminaron con 23 tantos cada uno tras combinarse para un 10/18 en el triple. Esto hizo que la anotación de Atlanta estuviera muy concentrada en estos cuatro hombres, que sumaron un total de 105 puntos e hicieron que la segunda unidad pudiese permitirse perder el duelo de banquillos por 16-44.

En los Pacers, Malcolm Brogdon brilló con 28 tantos, seguido por los 18 que sumaron tanto Domantas Sabonis como T.J. McConnell. El lituano lo hizo añadiendo 14 rebotes, mientras que el base llegó a esta cifra tras firmar un 9/10 en el tiro y logró además repartir 7 asistencias para consagrarse como el mejor de la segunda unidad de Bjorkgren.

“Al final, no fuimos capaces de frenarles las suficientes veces” aseguró el propio McConnell, que lamentó no haber podido culminar la remontada después de empatar el partido en el tramo decisivo. “No conseguimos una última defensa que nos permitiera ponernos por encima. Lograron liberarse para un par de triples y nos castigaron con eso”.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.