Tras doce partidos fuera de las canchas, Nikola Vucevic regresó

Orlando le necesita como el comer. Doce partidos ha tenido que estar fuera después de que sufriera una conmoción cerebral en un partido disputado ante los Clippers a comienzos de enero.

Los reglamentos de la NBA acerca de este tipo de lesiones son muy estrictos, y los protocolos para que el jugador vuelva a jugar obligan a que pase el visto bueno de los médicos de la liga, cosa que el pívot aún no había logrado. La preocupación estaba instaurada ya que no era la primera vez que Vucevic sufría una conmoción cerebral, puesto que once meses antes ya padeció otra.

A pesar de haber estado fuera tanto tiempo, el center acabaría su actuación con 16 puntos y 10 rebotes, dándole otro aire diferente al equipo. Si bien es cierto que su influencia ha de tener un temprano efecto en un equipo que lleva diez partidos seguidos perdiendo fuera de casa – no gana desde el 16 de diciembre – y acumula un balance a domicilio de 3-21.

El entrenador de los , Jacque Vaughn afirmó sentirse contento con los 21 minutos que había podido disputar Vucevic, ya que “él dio la sensación de ser el Nik que estamos acostumbrados a ver”.