Triple-doble de Ben Simmons y victoria de Philadelphia ante Dallas

Los Philadelphia sumaron su tercera victoria consecutiva a costa de los Dallas , a quienes se impusieron por 106-100. El choque, que medía a uno de los mejores locales de la Liga con el peor visitante, acabó como este dato hacía esperar, y de hecho, pese a que el marcador se apretó en los compases finales, fue dominado con cierto margen por los de Brett Brown durante muchos minutos. Los texanos pelearon encomiablemente hasta el final, pero la desventaja de 19 puntos con la que se vieron nada más arrancar el último cuarto fue una losa demasiado grande.

fue el hombre más destacado del encuentro tras firmar su sexto triple-doble de la temporada y 18º de su carrera. El australiano acabó con 20 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias, y sigue haciendo historia de la NBA al ser el segundo jugador con más triples-dobles logrados en sus primeros 120 partidos, solo por detrás de Oscar Robertson.

No obstante, el máximo anotador fue , que se fue hasta los 25 puntos y 12 rebotes en la enésima muestra de su facilidad para dominar la pintura día sí día también. Además, alcanzó también la veintena de puntos, supliendo a la perfección el vacío anotador dejado por la ausencia de Jimmy Butler.

Banquillo al rescate

Su primera visita al Wells Fargo Center no será especialmente de buen recuerdo para , que vivió una de sus noches más grises de la temporada. El esloveno convirtió 14 puntos, pero lo hizo con una de sus peores noches en el tiro: 4/16 en lanzamientos de campo, 1/8 en triples, y 5/10 en tiros libres. La frustración del rookie fue notable en varias acciones, pues la versión demoledora de las últimas semanas no apareció en ningún momento.

Pero Luka no fue el único jugador de los Mavericks con problemas. Al margen de , autor de 18 puntos, el resto de titulares vivió una noche para olvidar, y fueron los hombres de banquillo quienes acabaron teniendo un rol más protagonista. y sumaron 13 tantos cada uno, mientras que firmó el mejor partido de su breve carrera NBA tras anotar 15 puntos, 11 de ellos en un recital de catch and shoot en la primera parte. Sin embargo, la insurrección de la segunda unidad no fue suficiente, y los de Carlisle siguen viendo cómo se aleja esa octava plaza que hace no mucho llevaba su nombre.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)