Triple-doble de Irving para tumbar a los Kings

Los Boston sumaron una nueva victoria al imponerse a los por 126-120. El triunfo, quinto en los últimos siete partidos para los de Stevens, les mantiene a la estela de 76ers y Pacers en la pelea por el tercer puesto, quizás una de las posiciones más codiciadas de las que quedan en juego ya que permitirá a quien la ocupe evitar a uno de los grandes del Este en primera ronda. Para Sacramento, esta derrota no hace sino ahondar en su mala racha y hacer que cada vez quede menos para hacer matemático lo que es ya una realidad: que no podrán disputar los playoffs.

, con 31 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias, se encargó de liderar a los de Massachusetts con el segundo triple-doble de su carrera. Para encontrar el primero hay que remontarse al 28 de febrero de 2014, día en que, aún como jugador de los Cavaliers, firmó 21 tantos, 10 rebotes y 12 asistencias ante los Jazz. Anoche, pese a vivir un encuentro bastante desacertado en el tiro (11/28 en tiros de campo, 1/9 en triples), logró mejorar en 10 puntos aquel registro.

A fuego lento

Los Kings dominaron con cierta claridad el inicio del encuentro, y de hecho no tardaron en lograr las primeras ventajas considerables. Con un muy inspirado en los primeros compases (11 de sus 20 puntos en el primer cuarto), los de Joerger llegaron a mandar por hasta 17 puntos en el segundo periodo (27-44). La inconsistencia que durante toda la temporada ha mermado a los Celtics dio visos de hacer acto de presencia, pues daba la impresión de que los verdes jugaban a tirones, pero con la llegada del tercer cuarto se despertó su mejor versión.

Boston desplegó tras el descanso todo su potencial, y solo el acierto exterior de , el mejor del partido con 34 puntos, evitó que los problemas fueran realmente serios para Sacramento. Los locales encontraron a un realmente acertado, que con tres triples en apenas minuto y medio comandó un parcial de 14-0 que dio definitivamente la vuelta al marcador y mandó a los de Stevens por delante al último parcial. Allí los de California trataron de aferrarse como pudieron al choque, pero, como viene siendo dolorosamente habitual, este se les escapó por poco.

Futuro y presente

No obstante, las sensaciones de estos Kings siguen siendo positivas pese a sumar seis derrotas en sus últimos ocho partidos. Sus jugadores jóvenes volvieron a dar muestras de su enorme potencial, y, además de Hield, destacaron por su gran actuación tanto De’Aaron Fox como . El rookie fue capaz de sumar 14 puntos y 6 rebotes en menos de 20 minutos, mientras que el base terminó 19 tantos, 9 asistencias, 7 rebotes y 3 robos en un partido de lo más completo.

De jóvenes con talento entienden también mucho los Celtics, que encontraron en Jaylen Brown y dos complementos perfectos para la actuación estelar de Irving. El primero se fue hasta los 22 puntos partiendo desde el banquillo, y el sophomore, por su parte, acabó con 15 tras convertir 7 de sus 10 lanzamientos. Sin embargo, también hubo tiempo para que se luciesen hombres más veteranos como , quien firmó 21 puntos y 13 rebotes.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)