Triunfo de Minnesota sobre los Clippers y esguince de tobillo de Derrick Rose

Sensaciones agridulces anoche en Minneapolis. Por un lado, la victoria de los ante los Clippers (123-109) les permite recuperar el tino, después de dos derrotas consecutivas, eso sí ante Spurs y Rockets, y les hace subir un poco en la clasificación del Oeste, exactamente hasta el séptimo puesto, en detrimento de los sorprendentemente derrotados , que cayeron en casa frente a los Hawks.

Hasta ahí, todo bien. La mala noticia llegó en una nueva lesión de , que solo pudo estar 6 minutos sobre la pista, todos en el segundo cuarto, para 9 puntos, y que ve frenada su evolución por un esguince de tobillo que se produjo cuando intentaba ir hacia el aro y le pitaron falta en ataque por chocar contra Milos Teodosic. Rose se fue al banquillo, no regresó en la segunda mitad y fueron los propios Wolves los que informaron de que sufre un esguince en su tobillo derecho. Según Tom Thibodeau, su entrenador, no parece grave y estudiarán la evolución día a día, pero el historial de lesiones del base y el mal fario con los problemas físicos hacen saltar las alarmas por cualquier percance.

Buen triunfo de Minnesota

El resultado fue parejo hasta el descanso (59-58). Tras la visita a los vestuarios, un parcial de 36-25 lanzó a los locales hacía el triunfo, cimentado en general por la buena actuación de , 27 puntos y 4/5 en triples, de Karl-Anthony Towns, 30 puntos y 10 rebotes, un doble-doble más a la lista y de Jeff Teague, 20 créditos anotadores, 17 de ellos en la segunda mitad. Desde el banquillo, Jamal Crawford, 22 tantos.


En los Clippers, la anotación estuvo muy repartida y más allá de los habituales destacó Sean Kilpatrick, con contrato temporal y que fue uno de los máximos anotadores de los suyos con 15 tantos, muy por encima de las actuaciones residuales que hasta ahora había firmado en los Clippers, sin apenas minutos en su todavía corta estancia en California.

Los Clippers se alejan de los playoffs

No todos caben en el Oeste y alguno de los aspirantes se tiene que quedar fuera de las eliminatorias por el anillo. Uno de esos boletos parece ser que va camino de las manos de los Clippers, en barrena ahora mismo, décimos del Oeste tras un 0-4 reciente y ya a 2,5 victorias de la octava posición, en manos de Utah. A los de les quedan doce encuentros de Liga Regular por delante. Las matemáticas no les niegan el futuro, pero las sensaciones recientes no invitan al optimismo.

Nota: En un inicio se publicó erróneamente que la lesión de Rose era un esguince de rodilla cuando lo que sufría era un esguince de tobillo.