Turquía 77 – Estados Unidos 98: un domingo de resaca termina con una diferencia de 21 puntos

BILBAO / ENVIADO ESPECIAL

77 – Estados Unidos 98

Un domingo de resaca es lo que pareció experimentar la selección de Estados Unidos sobre la cancha del Bizkaia Arena durante el encuentro, correspondiente a la segunda jornada del , ante Turquía. Con una imagen pesada, desacertada e impropia en los tres primeros periodos, los efectivos americanos terminaron solventando el partido por 21 puntos de diferencia.

Pese a ir por debajo de una selección netamente inferior hasta el tercer cuarto, la calidad cayó por su propio peso y el conjunto de pudo cerrar el partido con unos quince últimos minutos más aseados. Así, EEUU terminó golpeando como casi siempre, con más de 20 puntos de renta. El choque, además, sirvió para evidenciar que por mal que se puedan disponer las piezas sobre la pista, Estados Unidos siempre se levanta… y mata.

La vista nublada

Comenzaron los efectivos de Coach K como si el último día de la semana hubiera nublado su producción en ambas partes del campo. El llegó a cometer hasta 9 pérdidas de balón en la primera parte. La desatención y el desacierto torpedearon la percepción de los americanos, que en el primer cuarto se quedaron en solo 16 puntos anotados. Inaudito.

El 1 de 9 desde el triple sintetizó de forma precisa el desatino global, sobre todo en el lanzamiento, del conjunto americano.

Tampoco Turquía estuvo de artificio como para un premio momentáneo tal. Al descanso el contador de pérdidas otomanas marchaba por las 13 y los porcentajes de tiro no superaban el 50% –4 de 15 en el primer cuarto–.  No obstante, el botín era mayor por momentos. Tanto fue así que al intermedio se llegó con un sorpresivo 40-35 en favor de Turquía.

Mal desde fuera

En especial, el backcourt estadounidense se mostró especialmente errático y los tiros de campo americanos llegaron a un discretísimo 14 de 32 al descanso. Stephen Curry, con 6 puntos, fue el máximo anotador de los exteriores en el intermedio.

Un espejo al natural de la primera mitad americana fue la última jugada de tal periodo, que protagonizó Rose perdiendo un balón por falta de entendimiento en un pick and roll.

Turquía aguantó tres cuartos

Así las cosas, el tercer periodo pareció encaramarse por los mismo derroteros que hasta entonces. Un algo más entonado y la constante lucha de bajo los aros auparon a EEUU por encima en el marcador. Aunque los triples de Turquía no permitieron poner la moto a los jugadores de Coach K.

Al final del tercer periodo, el Team USA firmó 31 puntos solo en esos diez minutos –solo cuatro menos que en la primera parte–. Los minutos finales del tercer cuarto supusieron la rampa hacia la victoria final. Y Estados Unidos liquidó a su rival nada más iniciarse el último periodo.

Un triple de Klay Thompson puso el +9 en lo alto del Bizkaia Arena y hasta ahí se tuvo noticias de los otomanos. Durante el cuarto periodo, el Team USA reseteó lo hecho hasta el momento y volvió a convertirse en la máquina de acumular hightlights y noquear rivales por ritmo y efectividad.

Faried y Davis

Faried fue el más destacado del choque con 22 puntos, 8 rebotes, 3 robos y 2 tapones. Davis, con 19 tantos y 6 capturas le secundó desde el poste alto.

, con 14, , con 11, y , con 13, fueron el resto de jugadores que rebasaron el listón de los 10 puntos en EEUU.

Las pérdidas turcas, que llegaron hasta 28 al final del partido, colaboraron para que la jornada muriese sin sobresaltos.

Cabe destacar la superioridad de Turquía en los rebotes capturados, con 34, por los 22 que recogieron manos estadounidenses.

Por la parte turca, destacaron el conjunto, las posesiones largas y la correcta defensa para frenar, durante tres cuartos, la maquinaria americana. Cenk Akyol, con 12 puntos, y los bailes de luchando por el rebote –cogió 8– también sobresalieron.

Dos de dos para el Team USA, que desplegando una versión ínfima terminó ganando por 21 puntos. 

 

Imagen: FIBA.com


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Sacramento Kings y Houston Rockets acuerdan el traspaso de Jason Terry

Kenneth Faried: “Hoy hemos aprendido mucho”

Siguiente