Tyson Chandler no está seguro de seguir en los Knicks

No está siendo la campaña soñada en los New York (21-40). A la incapacidad deportiva del equipo, la llegada del final de temporada añade la inseguridad de sus jugadores importantes de continuar en la Big Apple. El último en manifestar sus dudas fue , pívot titular del equipo.



“Es algo que tendré que analizar cuando acabe la temporada. Vamos a tener que tomar muchas decisiones”, dijo Chandler el pasado martes al New York Post.

El contrato del pívot concluye al final de la temporada 2014-2015, después de que firmara cuatro años a razón de 65 millones de dólares en el 2011. En la última campaña de dicha vinculación, Chandler percibirá 14,5 millones.

“No” a un proyecto de reconstrucción

Las dudas del jugador, de 31 años, sobre si seguir o no en Nueva York llegan debido a que no está ni mucho menos interesado en formar parte de un proyecto de reconstrucción el año que viene. Tal situación se daría en caso de que los Knicks no consiguiesen retener a , quien quiere probar como agente libre este verano según diversas fuentes.

Si finalmente Chandler declarase su voluntad de no seguir en los Knicks el curso que viene, la franquicia neoyorquina debería buscar un traspaso teniendo en cuenta la pérdida de valor del jugador en el último año. Tanto por rendimiento como por los diversos problemas físicos que ha tenido su cotización en el mercado ha disminuido.

Sobre la marcha deportiva de su equipo, Chandler se unió a las voces más críticas. “Yo tengo mucho más orgullo que esto, saliendo cada noche y perdiendo, sin poner el tipo de esfuerzo que se requiere para ganar. En este punto de mi carrera y con lo que he conseguido, me niego a dejar una mancha en ella”.