Un 1 de 30 de Wiggins y Covington no impidió el triunfo de Minnesota


La realidad se puede ver desde dos prismas. Qué mal equipo tiene Chicago. O cuantos buenos jugadores tiene Minnesota. Los Timberwolves vencieron en casa a los Bulls por 111 a 96 en un encuentro en el que dos jugadores de Minnesota lo hicieron fatal y otros dos muy bien.

Robert Covington y Andrew Wiggins se combinaron para un horrendo 1 de 30 en tiros de campo que aún así no fue suficiente para que los Wolves pasaran apuro alguno. Convington completó una de las peores actuaciones en cuanto a lanzamientos que se recuerdan al quedarse en 1 de 18, lo que le deja como uno de los siete jugadores de la historia de la NBA que han lanzado al menos 18 tiros y solo han metido uno. El alero se quedó en 4 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia, 3 robos y 3 tapones en 35 minutos de acción.

En cuanto a Andrew Wiggins su noche no fue mucho mejor. 0 de 12 en los tiros, ningún punto, ningún robo, ningún tapón, 1 asistencia y 1 rebote en 29 minutos en pista. De acuerdo a la base estadística de Basketball Reference, Wiggins es el 18º jugador que no ha convertido ni una sola canasta tras 12 intentos o más desde el año 2000.

Towns y Rose al rescate

Así las cosas los Wolves necesitaron que otros dos de sus jugadores hiciesen partidos acorde a su cateogoría y vaya si lo hicieron. Karl-Anthony Towns se fue aun espectacular 30-20 con 35 puntos, 22 rebotes y 6 asistencias en 37 minutos, mientras que Derrick Rose continuó en su buena línea con 22 tantos desde el banquillo. Notables fueron también las actuaciones de Jeff Teague con 18 puntos y Dario Saric con un doble-doble de 19 puntos y 14 rebotes.

Precisamente en esa estadística, el rebote, fue donde los Wolves pasaron por encima de Chicago. 58-40 fue la diferencia en capturas en los tableros entre ambos equipos.

Los Bulls siguen cayendo

En Chicago lo poco destacable es la anotación —que no defensa— de un ex de Minnesota, Zach LaVine, autor de 28 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias, y Jabari Parker, quien sumó 27 tantos, 7 rebotes, 4 asistencias y 2 robos. Justin Holiday sumó 14 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias.

Para Minnesota (9-11) fue la quinta victoria en siete partidos desde el traspaso de Jimmy Butler y para Chicago (5-15) su sexta derrota en los últimos siete encuentros. Dos equipos que caminan en direcciones opuestas, aunque por el momento ambos se encuentran fuera de posiciones de playoffs.

(Fotografía de portada de Hannah Foslien/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.