Un colosal Embiid tumba a Brooklyn y pone a los 76ers líderes del Este


El duelo de punteros del Este se saldó con victoria de Philadelphia por 123-117. El cuadro de Doc Rivers se llevó ante los Nets lo que podría ser un anticipo de las Finales del Este, y rompió el empate entre ambos equipos en la clasificación para ocupar el primer puesto de la conferencia en solitario. Si bien esto podría terminar siendo anecdótico, lo cierto es que los 76ers son ahora mismo el mejor equipo del Este como local (21-5), por lo que, de afianzar este puesto, el factor cancha podría ser determinante en playoffs.

El triunfo estuvo comandado por Joel Embiid, que con 39 puntos y 13 rebotes se echó a la espalda a los suyos y dominó el choque de principio a fin. El pívot camerunés anotó de todas las formas: con su juego en la pintura, penetrando desde el exterior, lanzando desde media distancia o desde el triple… Sus recursos fueron infinitos, y Brooklyn sufrió enormemente para encontrar una forma de pararle.

Su dominio se hizo especialmente notable en el tercer cuarto, en el que llegaron 16 de sus puntos y en el que ayudó a los 76ers a abrir una brecha que llegó a ser de 22 tantos (112-90) en el último cuarto, aunque con la llegada de los últimos 12 minutos Embiid se apagó, lo que hizo que los suyos colapsaran y que la distancia comenzase a reducirse peligrosamente. La última canasta en juego de los 76ers llegó con más de 8 minutos para el final, lo que aprovecharon los Nets para colocarse solo 3 abajo (116-113), pero esta vez la defensa de los locales y su capacidad para sumar desde el 4,60 evitaron que sus problemas para anotar se saldasen con derrota.

Además de Joel, destacaron Tobias Harris y Ben Simmons con 26 y 17 puntos respectivamente, a los que el base australiano añadió 9 asistencias y 3 robos de balón. Shake Milton, por su parte, lideró la segunda unidad con 15 tantos.

Los Nets contaron con las más que notables ausencias de Kevin Durant y James Harden, lo que dejó a Kyrie Irving algo solo. Esto, no obstante, no pareció importar al base, que con 37 puntos y 9 asistencias ejerció de superestrella de referencia durante muchos minutos, aunque curiosamente no estuvo presente en los últimos compases del choque. El base fue enviado al banquillo cuando los suyos caían por 109-90 en el último cuarto, decisión con la que Nash parecía dar por perdido el choque, y cuando los hombres de banquillo comenzaron a reducir la distancia el técnico optó por no cambiar nada y dejar que fueran ellos quienes intentara culminar la remontada, manteniendo a Irving al margen.

Landry Shamet, que terminó con 17 tantos, fue uno de los más activos en este tramo final, así como Bruce Brown, autor de 14. Jeff Green, por su parte, fue el tercero en anotación con 15 puntos, mientras que DeAndre Jordan firmó un doble-doble al anotar 12 y capturar 14 rebotes.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.