Un Curry de récord para doblegar a los combativos Nets


Un 7/15 en triples y 35 puntos en 36 minutos. Está empezando a ser habitual, como un día más en la oficina, ver estos números de Stephen Curry, pero no por ello hay que dejar de contarlo y de remarcarlo. Porque en este camino suele caer algún récord. Ayer domingo, en su visita a Brooklyn, los Warriors pudieron con unos buenos Nets (114-120). En esa cita, Curry se convirtió en el primer jugador en la historia que es capaz de firmar al menos cinco triples en siete partidos consecutivos. Hasta este domingo, igualaba con seis duelos consecutivos a George McCloud.

Junto con este dato, señalar que Curry tiene los tres primeros puestos en la clasificación de más triples anotados en los primeros siete partidos. Es esta temporada 2018-19 la que abre esa clasificación, con 46 triples en el balance de 6-1 de Golden State. Después están los 38 aciertos de la 2015-16 y los 32 de la 2016-17, que son los mismos que los 32 de Kemba Walker en el arranque de la 2018-19.

Unos Nets peleones

El partido, por momentos, pudo parecer un paseo de los Warriors en su segunda cita en New York de la semana, tras barrer a los Knicks el viernes en el último cuarto. Pero tanto en el Madison como ayer en Brooklyn los Warriors han debido pelear para sacar adelante los compromisos. Los Nets llegaron a ganar por 7 puntos en los compases iniciales, en esas tomas de contacto que una vez dadas, destaparon al mejor Curry, quien ya llevaba 5 triples al descanso (49-63 para los de Steve Kerr).


Sin embargo, unos combativos Nets no dieron su brazo a torcer en la segunda mitad, a pesar de que llevaban importantes desventajas. Una casi remontada fulgurante en los tramos finales del último cuarto, con un triple de D’Angelo Russell, colocaba el 108-110 para Golden State a falta de 1 minuto y 55 segundos. Habían llegado los Nets hasta ahí por su buen hacer en los triples, una racha estupenda que les hizo cerrar el choque con 20/42 y donde Spencer Dinwiddie calentó el electrónico con su mano exterior. Pero tras el susto a los de Oakland, un 0-5 de parcial visitante con canasta de Kevin Durant (34 puntos) y triple de Curry y 108-115.

Los Nets, donde estuvo muy bien Caris LeVert, 23 puntos y 7 asistencias, mostraron una excelente imagen, pelearon y no se dejaron ir en ningún momento. Lo mínimo necesario para tener opciones de dar la sorpresa ante los Warriors, aunque luego casi siempre todo acaba con triunfo de los actuales campeones de la NBA. Golden State, cuarta victoria seguida y líderes del Oeste con 6-1; Brooklyn, segunda derrota consecutiva y 2-4 de balance.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.