Un encendido Irving lidera el gran triunfo de Boston sobre los Raptors

Los canadienses ven cortada una racha de cinco triunfos seguidos y ceden el liderato del Este a los Bucks

Necesitaban los ganar así. Un equipo del que algunos de sus propios jugadores han acusado de cierta falta de intensidad, un equipo irregular, sin convencer a casi nadie. Un equipo capaz de lo mejor y de lo peor dio ayer su mejor cara y consiguió contra los una victorias de esas que no se olvidad en el transcurso de la Temporada Regular, tanto por la entidad del rival como por las propias prestaciones de alguno de sus jugadores.

Ganó Boston a Toronto (117-108), con un entregado TD a la causa de , quien se había perdido el duelo previo contra los Nets por unas molestias físicas. El australiano dejó 27 puntos y 18 asistencias, su récord profesional de pases a canasta. Un show que tuvo su culmen en el último cuarto, cuando el base firmó 10 puntos, 6 asistencias y fue el hombre que cuando peor pintaban las cosas cogió el balón y ganó la velada.

Los Raptors por algo son de los mejores planteles del Este y de la NBA y lo demostraron en el TD Garden. Una canasta de Kawhi Leonard a falta de cuatro minutos puso el 100-104 para los canadienses. La Garra, con su clásico repertorio de movimientos ofensivos, acabó con 33 puntos, estupendamente escoltado por un Serge Ibaka que sigue muy atinado en las últimas semanas y que dejó un doble-doble de 22 puntos y 10 rebotes.

Pero Irving, decíamos, quería el partido para sí. A falta de poco más de dos minutos y con 106-106 conectó una canasta de dos para elevar a los suyos de nuevo en el electrónico. Luego, el remate final, un triple lejano desde la frontal con el que Boston se puso 111-106. Tras ello, el ganador de la NBA en 2016 se dedicó a asistir a sus compañeros en los últimos seis puntos que lograron los Celtics.

Una de cal y una de arena

Eso es lo que ofrece Boston esta campaña. Quintos del Este con 26-18, tienen una racha reciente de 6-4 en los últimos diez encuentros y la única plaza donde son consistentes, más o menos, en el TD Garden. Ahí, los de Brad Stevens caminan con un notable 16-5, que supone uno de los mejores récords de la liga como local.

Boston se encuentra, de alguna manera, en tierra de nadie, ya que el sexto puesto lo tienen lejos, con 4,0 partidos de distancia sobre los Heat, mientras que la cuarta posición, en manos de los 76ers, está a 2,5 duelos. Conquistar este puesto de aquí a final de curso se antoja indispensable de cara a tener el factor cancha en la primera eliminatoria de los playoffs. El TD Garden es mucho TD Garden.

(Fotografía de portada: Omar Rawlings/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Un equipo a medida para Luka Doncic

Harden fue en serio, pero los Nets más

Siguiente