Un excelso Austin Rivers comanda el tercer triunfo consecutivo de los Knicks


Austin Rivers se está convirtiendo con méritos propios en el mejor fichaje de los New York Knicks en este inicio de curso. Desde su debut el pasado 1 de enero ante los Toronto Raptors, el conjunto dirigido por Tom Thibodeau ha cosechado tres triunfos y una única derrota.

En sus primeros pasos como Knickerbocker el hijo de Doc Rivers está siendo en una pieza imprescindible para Thibs y su esquema de juego. Su última hazaña la ha conseguido esta pasada noche con 14 de sus 23 puntos en el último cuarto para imponerse a los Utah Jazz por 100 a 112.

Como Sexto Hombre se marchó hasta los 32 minutos de juego para completar un 9 de 14 en tiros de campo y un destacado 5 de 7 en triples, incluidos 3 rebotes, 2 asistencias y 2 robos de balón.

“Me encanta esta etapa de mi carrera”, admitió Austin Rivers al diario NY Post. “Sé que todos los jugadores dicen esto cuando vienen a los Knicks, pero realmente lo estoy disfrutando. Voy prosperando con esto. Tienes que estar bien cuando fallas un lanzamiento, cuando haces mal la jugada. Si tienes el balón en tus manos en los finales de partido, no puedes preocuparte por el rival o por fallar el tiro. Tienes que confiar en ti mismo y vivir con el posible desenlace”, explicó.

Tras remontar 15 puntos en la victoria ante los Atlanta Hawks, los Knicks hicieron lo propio anoche, guiados por el citado Rivers para recuperarse de un déficit de 18 tantos. Actualmente ostentan un registro positivo de 5-3 con cinco victorias en las últimas seis jornadas que han disputado.

“Les diré una cosa. Nunca le ha faltado la confianza en su juego”, admitió Tom Thibodeau sobre su pupilo.

Otros destacados de la noche fueron Julius Randle, máximo exponente con 30 puntos, 16 rebotes y 7 asistencias; y el base Elfrid Payton, con 22 tantos y 8 asistencias.

En los visitantes el reserva Jordan Clarkson destacó con 19 puntos en 25 minutos de juego, y su compañero Donovan Mitchell agregó 18 tantos, 4 rebotes y 4 asistencias, aunque con un 8/23 en el lanzamiento.

Comprometido con la franquicia

A su llegada a los Knicks Austin Rivers se mostraba especialmente ilusionado con su fichaje por tres temporadas. Aseguraba que haría todo lo posible por devolver al equipo a la primera plana de la NBA y, pese a que todavía es pronto para alzar las campanas al vuelo, su rendimiento y el de sus compañeros está siendo toda una sorpresa.

Decíamos comprometido pues, tras la derrota en Año Nuevo ante los canadienses, quiso enviar un mensaje a todos los seguidores de la franquicia donde hizo hincapié al compromiso para volver a la senda ganadora.

“Por lo general no comento este tipo de cosas. Pero es un proceso. Confiad en nosotros. Estamos mejorando. Tenemos un gran entrenador, todos jugadores nuevos. Algunos muy jóvenes que están aprendiendo a jugar entre ellos y a tener química. Y todavía nos estamos recuperando de algunas lesiones. Todo esto es un proceso, pero prometo que lo conseguiremos paso a paso. Necesitamos que estéis con nosotros. Os necesitamos a todos. Todos sois parte de nuestro éxito y nuestro crecimiento. Los Knicks volverán a ser grandes. Feliz Año Nuevo y cuidaros”, apuntaba Rivers.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.