Un excepcional LeBron lidera un nuevo triunfo de los Lakers ante Houston


Los Lakers ya están por delante en la eliminatoria ante Houston Rockets. Con 36 puntos de LeBron James y otros 26 de Anthony Davis, los californianos derrotaron 112-102 a un conjunto de Texas que tras pelear todo el partido terminó naufragando en el último cuarto, momento en el que la defensa de los chicos de Frank Vogel volvió a marcar la diferencia para colocar el 2-1 en la serie.

Como decíamos, el triunfo de los Lakers se fraguó en el último cuarto. Durante 36 minutos la mayor diferencia que se vio en el electrónico fueron los seis puntos que tuvo Houston en el segundo cuarto. Tal era la igualdad que al concluir el tercer periodo el marcador reflejaba un empate a 82. Sí, se puede decir que todo se decidió en un partido reducido a 12 minutos en el que los de oro y púrpura secaron a su rival mientras Rajon Rondo –qué bien está– aportaba 12 puntos y 5 asistencias (21 puntos y 9 asistencias en total).

La colaboración del veterano base fue determinante para que LeBron James pudiese sumar su victoria número 162 en playoffs, la cual le convierte en solitario en el jugador con más triunfos en la postemporada al superar los 161 de Derek Fisher. El Rey señaló al acabar la noche que era algo con lo que nunca había soñado. Su técnico le destacó como el jugador más determinante para ganar.

“Nadie impacta más para conseguir ganar que LeBron James. Es algo que también hemos visto en esta temporada. Por eso debería ser MVP. Nadie impacta más para lograr victorias que LeBron James. Verlo conseguir esa estadística tangible es solo una prueba más de ello”.

La realidad es que a sus 35 años LeBron está en un momento simplemente impresionante. Anoche fueron 36 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones, números que lo convierten en el primer jugador de los Lakers en lograr al menos 35 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones en la postemporada desde Shaquille O’Neal en el año 2000. Palabras mayores.

¿Cuestión de energía?

James Harden rozó el triple-doble al irse hasta los 33 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias, una enorme actuación a la que se sumó el mejor Russell Westbrook de los playoffs con 30 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. Ver una mejor combinación de ambos se antoja complicado, y aun así no les alcanzó para derrotar a los Lakers. Para su técnico, Mike D’Antoni, el equipo adoleció de la dureza e intensidad necesarias en algunos momentos.

“Pienso que en la segunda mitad jugaron un poco más duro que nosotros. Nuestras piernas… Estábamos un poco lentos en muchas cosas, especialmente en el lado defensivo. No generamos suficientes pérdidas de balón para correr. Hubo demasiados balones sueltos que no conseguimos, demasiadas ocasiones en las que no estuvimos atentos. Nu estuvimos rápidos en muchas jugadas y se nos escapó. Además, convirtieron tiros complicados. Esta noche nos dominaron. Veremos qué podemos hacer la próxima vez”, concluye.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.