Un gran 3Q y los fallos en el tiro de Pelicans, suficiente para los Bucks

No siempre todas las intentonas que uno haga, por muchas que estas sean, van a acabar convirtiéndose en canasta. Justo eso fue lo que le pasó a los , quienes se hartaron a lanzar triples hasta intentar 47, récord histórico para la franquicia. Sin embargo, de esa ingente cantidad de lanzamientos solo acabaron en puntos 10. Curiosamente, los lograron también 10 triples, pero con 11 intentos menos que su rival. Historia bien distinta.

Con ese contexto estadístico bajo el brazo, a los Bucks les bastó con apretar en el tercer cuarto, en el cual anotaron 45 puntos, para tumbar a los de New Orleans por 113-130. “El tercer cuarto, con 41-45, fue un gran desempeño en ataque, pero no tanto en defensa”, señaló Mike Budenholzer, entrenador de Milwaukee. 

“Ellos intentaron algo parecido a un concurso de triples, o lograr faltas para poder meterle otro ritmo al partido”, comentaba Khris Middleton, autor de 23 puntos. 

se fue hasta los 24 puntos, mientras que Malcolm Brogdon añadió  18. Eric Bledsoe y Nikola Mirotic aportarían 14 tantos cada uno.

“Tenemos que lanzar mejor”, esgrimió Alvin Gentry, técnico de los locales. “Hemos hecho 47 triples, de los cuales como mucho diría que 38 eran buenas elecciones”.

Algo que no había pasado en un jugador de New Orleans desde 2005 con Chris Paul, fue capaz de repetirlo. Segundo triple-doble consecutivo para él, con 14 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias. Julius Randle agregaría 23 puntos, por los 21 y 12 rebotes de Anthony Davis.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images).