Un gran final de partido permite a los Warriors ganar en Sacramento

No sin sufrimiento, los Golden State se reencontraron con la victoria al imponerse a los por 125-130. Los de Steve Kerr, primer equipo del Oeste en alcanzar las 20 victorias, llegaron a estar contra las cuerdas en el último periodo, pero gracias a una excelente muestra de sus capacidades defensivas dieron la vuelta al partido ante un equipo al que se le sigue viendo algún que otro mal de juventud. Sacramento tuvo el partido en su mano, pero no fue capaz de rematarlo y sumó una derrota que le hace perder el octavo pues en favor de los Portland Trail Blazers.

3 minutos de gloria o desastre

Pese haber ido perdiendo por hasta 16 puntos, los de David Joerger habían logrado darle la vuelta al choque y llegar con ventaja al tramo final del mismo. Con De’Aaron Fox, autor de 25 tantos y 9 asistencias, al mando del equipo y el gran apoyo de y , que acabaron con 27 y 22 puntos respectivamente, los Kings mandaban por 123-113 a falta de poco más de 3 minutos, y todo parecía prácticamente atado. Pero delante no había un equipo cualquiera.

Los Warriors aumentaron su presión sobre el hombre de balón y apretaron líneas de pase, ahogando casi por completo el ataque de los locales y reduciendo su anotación prácticamente a la nada. Ante esto, Sacramento colapsó, y, tras varias pérdidas y posesiones estériles no encontró una solución mejor que dar el balón a Fox y confiar en que este lo introdujese en el aro de alguna manera. Mientras, la distancia se fue reduciendo hasta que devolvió la ventaja a los suyos anotando el 125-126 a falta de 38 segundos.

El partido se cerró con un parcial de 2-17, producto en parte del buen hacer de Golden State y en parte del mal manejo de la situación de los Kings. Unos eran vigentes bicampeones y otros un equipo con un núcleo central de escasa experiencia. Y se notó.

Un ‘Big Three’ de casi 100 puntos

, principal artífice de la remontada final, y fueron los mejores jugadores del partido al convertir 33 y 35 puntos respectivamente. Sumados a los 27 de Klay Thompson, el Big Three de los Warriors anotó anoche ni más ni menos que 95 puntos, 39 de ellos desde el triple.

La otra gran figura de Golden State, , no destacó tanto en anotación, pero aún así firmó un encuentro sensacional. El ala-pívot lanzó a canasta solo tres veces y acabó con 2 puntos, pero consiguió un doble-doble al capturar 14 rebotes y repartir 10 asistencias. Pese a que no es lo más habitual, no es la primera vez que Green alcanza un doble-doble de estas características, pues estar rodeado de tantas estrellas le permite centrarse en otros aspectos del juego sin perder ni un ápice de relevancia en el buen rumbo de su equipo.

(Fotografía de portada: Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

Los Knicks remontan y se llevan el partido en la prórroga

Lillard y la segunda unidad lograron imponerse a Toronto Raptors

Siguiente