Un héroe inesperado llamado Terance Mann


Poco más de nueve meses después de echar por la borda una ventaja de 3-1 en los playoffs de 2020, Los Angeles Clippers alcanzaron por primera vez en su historia las Finales del Oeste al protagonizar una épica remontada ante los Utah Jazz.

Los de Tyronn Lue rompieron todos los maleficios que persiguen a la franquicia desde su fundación para imponerse por un marcador final de 131-119 en ausencia de su estrella Kawhi Leonard.

Y como no podía ser de otra forma el triunfo llegó de la forma más complicada. Tuvieron que superar un déficit de 25 puntos a principios del tercer cuarto gracias a la inestimable colaboración de un héroe inesperado: Terance Mann.

El que fuera 2ª ronda del Draft 2019 apenas había sumado 25 puntos en los cinco primeros encuentros de la eliminatoria; sin embargo, apareció en el momento justo y necesario para cosechar el tope anotador de su carrera NBA con 39 puntos.

“Solo tenía que concentrarme y hacer lo que tenía que hacer”, señaló Mann al medio ESPN. “Me estaban dejando abierto”, agregó.

Con Kawhi sentado en la grande, Mann disputaría su segundo encuentro seguido como titular dando una auténtica exhibición en el lanzamiento con un 15/21 en tiros de campo y un 7/10 en triples.

Man y los Clippers han conseguido lo más difícil. Levantar por segunda ocasión consecutiva un 0-2 en contra, tal como sucediera ante Dallas, gracias a un impresionante parcial de 75-40.

De acuerdo a ESPN Stats, los angelinos han hecho historia en la competición al protagonizar la mayor remontada al medio tiempo en un partido decisivo de los playoffs (se marcharon 22 puntos abajo al descanso).

“Todavía no lo he asimilado del todo”, reconoció Donovan Mitchell tras el partido. “Todavía estoy en shock. No sé que diablos haré la próxima semana. Probablemente estaré aquí, sentado, enfadado y viendo los partidos de los playoffs. Esto me va a comer por dentro durante mucho tiempo viendo a los Clippers y los Suns jugar las Finales de Conferencia”, explicó.

La historia esta vez se puso del lado de los Clippers. Una franquicia que parecía maldita y que, con grandes plantillas, nunca había pisado unas finales del Oeste. Se quedaron a las puertas en 2012, en 2014, en 2015 y el año pasado en la burbuja NBA al caer contra Denver por 4-3.

“Estuve aquí cuando solo éramos octavos del Oeste. Que celebrábamos el entrar a los playoffs”, admitió un emocionado Patrick Beverley. “Terminar un partido como este, haciendo historia, es muy especial porque yo he derramado sangre, sudor y lágrimas en esta mierda. Lesiones, amigos que han sido traspasados… Ser el último hombre en pie y escribir esta historia es muy especial para mí”, concluyó el base.

(Fotografía de portada: Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.