Un impresionante Pau Gasol lleva a España a los cuartos de final


Ver jugar a Pau Gasol a este nivel le deja a uno casi sin palabras.

El ala-pívot de los Bulls cuajó una actuación de vértigo y sus 30 puntos fueron la llave que le abrió a España la puerta de la victoria frente a Polonia por 80-66.

Poco a poco fue minando la moral de los polacos, pero fue durante el último cuarto, justo en el momento en el que las cosas se ponían feas, crudas y oscuras para el cuadro de Sergio Scariolo, cuando Gasol decidió dar un golpe sobre la mesa y empezar a anotar sin parar.

1Q y 2Q, igualados

El comienzo de partido destacó por su igualdad. España tampoco pudo esta vez comenzar un encuentro marcando diferencias y tuvo que ver como Polonia no se despegaba de ninguna manera en el marcador.

El ataque parecía algo menos espeso que en anteriores partidos, pero aún no acababa de transmitir la sensación de poderío que se espera del conjunto español. Y ni qué decir en defensa, donde los fallos, la falta de intensidad y ciertas faltas de concentración hacían más fácil el ataque de los polacos.

Terrorífico tercer cuarto

La estela de terceros cuartos que lleva España en este EuroBasket invitaba a desconfiar de lo que pudiera ocurrir en este. Y todos esos malos presagios acabaron transformándose en realidad.

Polonia entró mucho más enchufaba del descanso, buscando el triple en cuanto podía y aprovechándose de que España no era capaz de cerrar su rebote defensivo con autoridad.

La mejor de las noticias fue que se logró igualar el luminoso para cerrar el cuarto, gracias también a que Marcin Gortat (9 puntos), A.J. Slaughter (9 puntos) y Damian Kulig (10 puntos) no estuvieron tan acertados como para abrir más brecha.

Pau, a lo Ray Allen

Con Sergio Rodríguez (8 puntos) en pista y un Nikola Mirotic (15 puntos y 8 rebotes) más entonado e incisivo en la pintura ya comenzó a dar la sensación de que Gasol no estaba solo para lo que venía por delante.

El 4 de España, que ya había anotado desde fuera en la primera mitad, decidió que era hora de cerrar el partido y lo hizo desde una manera que no es la más habitual en él, aunque esté más que acostumbrado a lanzar desde esa distancia.

On fire. Desatado. Sabiéndose protagonista. Gasol empezó a encestar desde el triple como si fuera un concurso del All-Star y ahí fue cuando el partido se rompió. Gortat, emparejado con él toda la tarde, no tenía manera de detener aquella estampida.

Al final, Gasol terminaría con un 6 de 7 en triples. Tal fue el impacto de lo que hizo el ala-pívot en esos pocos minutos que hasta los aficionados allí presentes, en su mayoría franceses, comenzaron a ovacionarle.

No era para menos. Su muñeca había cerrado el partido y, por ende, el pase a los cuartos de final. Allí espera una Grecia que es mucho más de lo que se la pinta en todos los análisis. Un equipo realmente peligroso dotado de grandes armas en todas sus posiciones y con un Giannis Antetokounmpo a quien va a ser realmente difícil defenderle.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.