Un mal día de LeBron James en Cleveland

Protagonista. Lo quiera o no. La segunda visita de a Cleveland tras su fichaje el pasado verano por Miami Heat no fue más agradable que la primera.

El resumen de su día en Cleveland:

• Por la mañana, LeBron James fue al Quicken Loans Arena a la sesión de tiro de su equipo. Él y su séquito llegaron en dos coches y les fue denegada la entrada al pabellón. Los dos coches se fueron y poco después regresó exclusivamente LeBron, al que permitieron la entrada sin problemas. Tad Carper, portavoz de los Cavs, explicó que a los jugadores visitantes no se les da acceso a entrar al garaje privado del estadio, pero que se realizan excepciones si se pide permiso con tiempo de antelación.

• Por la tarde, antes del partido y según Mary Schmitt Boyer (periodista del Plain Dealer de Cleveland), LeBron llegó a The Q con una chaqueta en la que se podía leer “Long Live the King” (“Larga vida al Rey”).

• Minutos antes de comenzar el encuentro, James se escondió en los vestuarios durante las presentaciones para evitar oír los abucheos de las gradas. Lo podéis comprobar en el siguiente vídeo:

• Durante los 48 minutos de partido, LeBron consiguió un triple-doble y una canasta de tres puntos espectacular desde su cancha (ver vídeo), pero los , el peor equipo de la NBA, les endosaron una dura derrota que hace que Miami tenga remotas posibilidades de obtener el mejor balance de la Conferencia Este.

• Finalizado el choque, Dan Gilbert, propietario de los Cavs y mundialmente conocido por su odio a LeBron, publicó un tweet en el que se podía leer “Not in our garage!!” (no en nuestro garaje), haciendo un curioso juego de palabras para referirse a la imposibilidad de LeBron para ganar anoche en Cleveland y a las dificultades para acceder al garaje del pabellón durante la mañana.


Vídeos recomendados