Un mal día de LeBron James en Cleveland


Protagonista. Lo quiera o no. La segunda visita de LeBron James a Cleveland tras su fichaje el pasado verano por Miami Heat no fue más agradable que la primera.

El resumen de su día en Cleveland:

• Por la mañana, LeBron James fue al Quicken Loans Arena a la sesión de tiro de su equipo. Él y su séquito llegaron en dos coches y les fue denegada la entrada al pabellón. Los dos coches se fueron y poco después regresó exclusivamente LeBron, al que permitieron la entrada sin problemas. Tad Carper, portavoz de los Cavs, explicó que a los jugadores visitantes no se les da acceso a entrar al garaje privado del estadio, pero que se realizan excepciones si se pide permiso con tiempo de antelación.

• Por la tarde, antes del partido y según Mary Schmitt Boyer (periodista del Plain Dealer de Cleveland), LeBron llegó a The Q con una chaqueta en la que se podía leer “Long Live the King” (“Larga vida al Rey”).

• Minutos antes de comenzar el encuentro, James se escondió en los vestuarios durante las presentaciones para evitar oír los abucheos de las gradas. Lo podéis comprobar en el siguiente vídeo:

• Durante los 48 minutos de partido, LeBron consiguió un triple-doble y una canasta de tres puntos espectacular desde su cancha (ver vídeo), pero los Cavaliers, el peor equipo de la NBA, les endosaron una dura derrota que hace que Miami tenga remotas posibilidades de obtener el mejor balance de la Conferencia Este.

• Finalizado el choque, Dan Gilbert, propietario de los Cavs y mundialmente conocido por su odio a LeBron, publicó un tweet en el que se podía leer “Not in our garage!!” (no en nuestro garaje), haciendo un curioso juego de palabras para referirse a la imposibilidad de LeBron para ganar anoche en Cleveland y a las dificultades para acceder al garaje del pabellón durante la mañana.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.