Un monstruoso Embiid comanda la victoria contra los Celtics

El pívot, imparable con 37 puntos, 22 rebotes y 4 asistencias

terminó con el reciente dominio de Boston sobre Philadelphia , que habían ganado los tres enfrentamientos anteriores.

El pívot de los Sixers, que regresó a los parquets tras descansar ante Charlotte Hornets, se mostró incontestable con 37 puntos, 22 rebotes, 4 asistencias y 1 tapón para comandar el triunfo por 115-118.

Por su parte, su compañero cosechó 15 de sus 22 puntos en el cuarto periodo, incluido un lanzamiento clave de media distancia que acabó con toda esperanza de la franquicia del trébol verde.

“Esta noche ha sido muy, muy dominante”, destacó Brett Brown. “Ha mostrado lo mucho que significa para él, y respeto su tenacidad en el juego”, agregó.

aportó 21 puntos y 8 rebotes, y J.J. Redick sumó 14 tantos y 4 triples para afianzar la tercera plaza del Este (47-25) con tres partidos por delante de Indiana Pacers y cuatro de los citados Celtics.

En los visitantes, fue el más destacado con 36 puntos y 9 rebotes, seguido por y con 22 y 20 tantos respectivamente.

Smart acaba expulsado

Un punto de inflexión para Philadelphia, que perdía al descanso por 69-58, fue la expulsión de tras protagonizar un enfrentamiento con Joel Embiid y recibir una falta flagrante de tipo 2.

“Cosas como esa me ponen en marcha. Animan a la multitud”, reconoció el pívot. “Obviamente estaba frustrado porque fue una acción gratuita. No lo vi venir”, agregó.

Su respuesta fueron 8 puntos de manera consecutiva que permitieron a los suyos meterse en el partido y recortar las diferencias.

“He estado leyendo que esta gente me puede parar mejor que nadie, así que tuve que salir y demostrar que soy el jugador más imparable de la liga”, comentó Embiid.

Butler sentencia el choque

Con 41 segundos en el reloj de posesión, Ben Simmons cosechó un dos más uno tras recibir una falta personal de Marcus Morris y poner por delante a Philadelphia por 113-116.

En la siguiente acción, Irving trató de responder; sin embargo, se encontró ante la imponente figura de Embiid que taponó su jugada. “Pensé que le había vencido, pero fue un buen tapón. Limpio”, admitió.

Fue entonces cuando Jimmy Butler selló la 29ª victoria como locales cuando a falta de 4,7 segundos para el final, anotó un lanzamiento de media distancia definitorio que pondría cinco puntos arriba a su equipo.

“Ha sido realmente bueno conseguir esta victoria. Un gran paso para lo que tratamos de hacer. Habíamos perdido un montón contra ellos. Lo sabíamos y teníamos que ser más físicos y establecer el tono”, explicó Embiid.

Triunfo moral para los Sixers que habían perdido sus tres partidos anteriores contra los Celtics. El primer choque por 105-87; el segundo fue en Navidad y televisado a nivel nacional (112-114); y el tercero por 112-109 donde Embiid recibió una multa 25.000 dólares tras criticar a los árbitros.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!