Un nuevo Brandon Jennings aterriza en la ciudad del motor

Con nuevas metas se presenta en un año que puede consagrarle como uno de los mejores bases de la liga o, por el contrario, relegarle al papel de jugador talentoso que no sabe transformar su clase en resultados sobre la pista.

Ante este panorama, el base de California se muestra convencido de que su juego dará un salto cualitativo en los remodelados Detroit . “Este año creo que vamos a ver a un jugador completamente diferente ayudado por todo el talento que tengo a mi alrededor y los veteranos que están en el vestuario”, señala un Jennings que va más allá asegurando que en Milwaukee no dio su verdadero nivel: “Ahora puedo realmente ser yo mismo, ser quién era hace cinco años cuando estaba en el instituto” explica.

A la hora de analizar cómo será ese cambio en su juego, no duda en señalar que acaparará menos tiempo el balón y que hará menos tiros. “Definitivamente tengo que cambiar mi juego en este equipo, tanto por mis compañeros como para tener éxito. Las cosas que yo estaba haciendo en Milwaukee, como realizar tantos tiros malos, no tienen cabida aquí”, concluye deseoso de que se inicie el nuevo curso.