Un recital de tiro de los Warriors acaba con San Antonio (141-102)


Golden State aventaja ya en 1,5 partidos a Denver en la lucha por el liderato del Oeste

Un ciclón de baloncesto pasó anoche por el Oracle Arena, en sus últimos días como hogar de los Warriors. Golden State sacó de la pista los Spurs con una paliza sustentada, sobre todo, en el segundo y en el tercer cuarto (141-102). Los de Steve Kerr son líderes del Oeste con 38-15 de balance. San Antonio es sexto con 32-24 y dos derrotas seguidas.

Festival de tiro

Los Warriors usaron toda su eficiente artillería para acondicionar la noche a sus intereses.  Después del aguante de San Antonio en el primer cuarto (33-31), los locales se desataron, dejando muestras de que pueden ser un rival inalcanzable si anotan de esa manera. Antes del descanso, Golden State encadenó 24 de 25 tiros de campo, con 14 de ellos consecutivos. Eso permitió que los Warriors se fueran al vestuario con una cómoda ventaja, que terminarían de explotar en el tercer cuarto (66-52).

A la vuelta a la acción, los actuales campeones de la NBA hicieron un tercer cuarto prodigioso. Firmaron 49 puntos, por 31 de los Spurs, con 16 asistencias y 5/7 en triples, dentro de una hoja de tiro global en este periodo de 17/22. Los 49 tantos empatan con la mejor marca ofensiva asestada a los Spurs por cualquier equipo y en cualquier cuarto. Al término de ese tercer asalto, los de Gregg Popovich caminaban ya noqueados (115-83). Esos 115 puntos encajados en tres cuartos igualaban el peor registro de siempre para los Spurs, que el 7 de noviembre de 1990 habían encajado en el mismo espacio de tiempo los mismos puntos en un duelo contra Denver, según datos de ESPN.

Todo estaba tan calmado tras ese ciclón, que los titulares de los Warriors no tuvieron que saltar a la pista para celebrar el último cuarto. Golden State acabó con 55/95 en tiros campo, 42 asistencias y 14 robos.

Klay Thompson, 26 puntos y 4/5 en triples, Kevin Durant, 23 unidades, 8 rebotes y 9 asistencias, y Stephen Curry, 19 puntos y 7 pases de canastas, los máximos anotadores de los locales. DeMarcus Cousins fue dosificado. Jugó apenas un cuarto de hora, con 15 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 2 tapones. En los Spurs, sin LaMarcus Aldridge, Patty Mills, 16 puntos, y Rudy Gay, con 15 unidades, los mejores anotadores.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.