Una remontada y una centésima dan el 3-2 a Toronto

En pocos deportes un segundo puede ser tan importante como el baloncesto. Incluso una centésima de segundo. Los celebraron una victoria que les acerca a la segunda ronda por 102-99 gracias en gran parte a una espléndida remontada en el último cuarto tras haber llegado a ir 17 abajo ante Indiana. Pero quizás nada hubiera servido si Cronos, la personificación del tiempo en la mitología griega, no hubiera estado de su parte. Los tuvieron una última oportunidad para empatar el partido y forzar prórroga gracias a un triple de , quien ya había conectado otro segundos antes que había puesto el miedo en el cuerpo en Toronto. Los jugadores de Indiana lo celebraban, la afición de los Raptors se tapaban la cara.

https://vine.co/v/iUl6ugUgK7F

Pero la revisión arbitral acabó quitándole la capa de superhéroe a Solomon Hill, un jugador que saldrá el próximo verano como agente libre no restringido después de que Indiana renunciara meses atrás a ejercer su opción para 2016-17. Por centésimas de segundo, Hill aún estaba tocando el balón con sus dedos cuando el tablero encendió su luz roja, acabando de esa forma el partido. Una fracción de tiempo ínfima en casi cualquier aspecto de la vida, pero que le dio una victoria de oro a los Raptors.

Una remontada antológica

Hasta hoy, los Raptors nunca habían sido capaces de ganar en Playoffs tras ir al menos 9 abajo en un partido. Pese a la indeseada tradición de Toronto de rendir a menor nivel en Playoffs que en temporada regular, hoy se salvó un principio espantoso, con un en estado de gracia, para acabar adelantándose en la eliminatoria. , quien no había pasado de 8 puntos en el partido anterior, fue por fin el jugador de nivel All-Star y que debería ser uno de los agentes libres más codiciados del verano. El escolta salido de Compton acabó con 34 puntos, compensando la mala noche de Kyle Lowry (14 puntos, con un 3/11 en tiros de campo). Además, suplentes como (10 puntos y 18 rebotes) y el sorprendente novato (10 puntos para el 46º del último draft) ganaron la batalla a una floja segunda unidad de Indiana

PG-13, de más a menos

DeMarre Carroll está considerado como uno de los mejores defensores de la NBA. Los problemas físicos han disminuido claramente su peligro, pero Paul George abusó de forma extremadamente dolorosa del alero en algunos momentos del juego. La estrella de los Pacers acabaría con 39 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias, siendo el principal responsable de la ventaja que su equipo gozó hasta ya entrado el último cuarto. Por desgracia para Indiana, cuando George estuvo en el banquillo o cuando finalmente los Raptors encontraron al formula de pararle con Norman Powell de principal defensor, nadie dio un paso adelante de forma estable. El All-Star solo fue capaz de anotar 2 puntos en un último parcial donde ningún Pacer pudo anotar más de una canasta que no fuera una fracción de segundo demasiado tarde.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Nowitzki seguirá la temporada que viene

Dos momentos de inspiración despegan a Atlanta

Siguiente