Uno de los ‘enemigos’ más duros de Michael Jordan: el boxeador Mike Tyson


El antiguo púgil estuvo a punto de protagonizar un triste episodio en un evento en el que ambas estrellas coincidieron, en el año 1988

De sobra conocido resulta el hecho de que el temperamento extremo de Michael Jordan le granjeó no pocos enemigos a lo largo de su pía carrera. No solo en los Detroit Pistons comandados por Isiah Thomas. Reggie Miller, John Stockton, Patrick Ewing o Gary Payton fueron algunos de los némesis deportivos que MJ fue sembrando por el camino y a los que se tuvo que enfrentar en la NBA.

Dentro de la pista Jordan no hacía amigos casi ni dentro de su propio vestuario. Su marcial conducta le movía a apretar las tuercas de una manera tal a sus compañeros que muchos de ellos llegaban a sentir miedo real hacia su jefe de filas. “Estábamos en el mismo equipo y la gente tenía miedo”, pudo llegar a admitir el exjugador de los Chicago Bulls, compañero por entonces de Michael Jordan, Jud Buechler, en el séptimo capítulo del documental The Last Dance.

Era de sobra conocido ese hambre insaciable de Jordan que le llevaba a encontrar víctimas hasta debajo de las piedras. El precio de ganar, como él mismo reconoce a las cámaras del documental. Lo que no resulta tan vox populi era que MJ también tuvo problemas con personalidades muy reconocidas fuera del baloncesto.

No hablamos ya de su lado oscuro en el mundo de las apuestas y los malos consejeros de viaje poniendo a punto su fortuna personal; sino de un desconocido enfrentamiento que el ’23’ de Chicago mantuvo a finales de los años 80 con el exboxeador de los pesados, Mike Tyson.

Al hilo de la actualidad de The Last Dance, Jordan y los Bulls de aquella época, algunos medios estadounidenses rescataron estos días un pasaje de 1988 que viene recogido en el libro Taming The Beast: The Untold Story of Team Tyson, que recoge la vida del antiguo púgil de los pesados. Por cierto, que se especula con que, a sus 53 años, el rebanador de orejas por excelencia podría volver a combatir de manera profesional.

El caso es que en el libro se narra un pasaje en el que muy cerca estuvieron Tyson y Jordan de llegar a las manos. Más bien, de que el alocado rey del cuadrilatero se diera un festín con un todavía joven Jordan.

Corría el año 1988, como recoge la obra, por lo que el legado de MJ todavía no había llegado a la cima.

Richard Dent, estrella de la NFL, era conocido de ambos y por ello invitó tanto a MJ como a Tyson a su fiesta de cumpleaños.

Ambos nunca habían tenido demasiado contacto hasta ese momento, pero sí un punto coincidente en sus vidas, la popular actriz Robyn Givens.

La rabia de Tyson

Tyson se estaba en aquel momento divorciando de ella y, poco tiempo antes, se había hecho público que Michael Jordan había mantenido algunos encuentros con Givens. Cuando ambos se cruzaron en el lugar y el emergente rey de los pesos pesados había dado buena cuenta de la barra libre, saltaron chispas.

El libro relata que Tyson estuvo cerca abrir sus fauces de par en par contra Jordan.

“Le dije al camarero que dejara de servirle bebida porque estaba viendo lo que iba a ocurrir. (Tyson) se le quedó mirando y se puso a gritarle (a MJ) en mitad de la mesa: ‘Eh, tío, ¿crees que soy estúpido? Sé que te tiraste a mi chica’. Parecía que Jordan había visto un fantasma”.

Por suerte, la rabia contenida no llegó a erupcionar y ambas figuras públicas, estrellas deportivas del momento, no tuvieron demasiado que lamentar. A excepción de la mala imagen que Tyson ofreció aquella noche.

“Jordan quería levantarse y salir corriendo. Aquello era como un circo y Mike (Tyson) no paraba de decir que iba a patearle el trasero a Michael”.

La sangre no llegó al río y las orejas y partes blandas de Jordan se mantuvieron intactas. No pudo decir lo mismo Evander Holyfield, rival de Tyson por los pesados a quien en 1997 se le quedó una parte de su cuerpo por el camino.

(Fotografía de portada: Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.