Unos Clippers sin Kawhi ni George no son rival para Utah


Nueve victorias consecutivas, 20 en los últimos 21 partidos. Los Utah Jazz continúan a un nivel estratosférico ante el que nada pudieron hacer esta madrugada unos Clippers bastante limitados por las bajas. Los angelinos recibieron a los de Salt Lake City sin Kawhi Leonard ni Paul George, lo que les lastró enormemente y les convirtió en la nueva víctima de unos Jazz que brillaron en una magnífica segunda mitad.

Con todo, los hombres de rotación de los Clippers ofrecieron más batalla de lo que se podría haber esperado, al menos en la primera parte. Su buen trabajo defensivo generó problemas a los de Snyder, cuyo ataque fluyó menos de lo habitual, impidiéndoles pasar de los 43 puntos al descanso y colocándose con ventaja tras los dos primeros cuartos. No obstante, los visitantes fueron poco a poco tomándole el pulso al partido, y con un parcial de 3-16 entre el final del tercer cuarto y el inicio del último lograron romper el marcador y empezar a forjar una brecha que llegaría a ser de 22 tantos (85-107).

El gran responsable de dicho cambio tras el descanso fue Rudy Gobert, que dio un paso adelante y se convirtió en el líder de los suyos en los dos lados de la cancha. El francés volvió a dar evidencias de sus enormes capacidades al terminar con 23 puntos (17 de ellos en la segunda parte) y 20 rebotes, y contagió su agresividad a sus compañeros para que fueran de menos a más con el devenir del choque. Con sus habilidades de intimidación por un lado y su capacidad para finalizar tras pick & roll por el otro, el pívot simplemente fue demasiado para unos Clippers que no van sobrados de referencias en la pintura.

El máximo anotador de los Jazz, sin embargo, fue Donovan Mitchell, que terminó con 24 tantos a los que añadió 7 asistencias, 7 rebotes y 4 robos. Jordan Clarkson, por su parte, lideró a la segunda unidad con 18, mientras que Joe Ingles, titular otra vez ante una nueva ausencia de Conley, anotó 14.

Los angelinos, por contra, estuvieron bastante escasos de armas ofensivas, y sus limitaciones terminaron convirtiéndole en presa fácil para la correosa y bien ajustada defensa de los de Snyder. Lou Williams y Reggie Jackson, con 16 y 15 puntos respectivamente, se encargaron de tirar de los suyos, y Amir Coffey logró sumar 13 tantos partiendo desde el banquillo, pero no fue suficiente para contener a unos Jazz que siguen causando estragos allá donde van.

“No puedo culpar a nuestro esfuerzo o a nuestra capacidad competitiva. Ha sido uno de esos partidos en los que han estado mejor que nosotros y nos han superado, especialmente en el último cuarto” reconoció Tyronn Lue. “Por algo son la mejor defensa de la liga”.

(Fotografía de portada: Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.