Utah acaba con Dallas y alcanza las 11 victorias consecutivas


Antes de empezar la temporada Utah y Dallas iban de la mano. Ambos parecían equipos seguros de playoffs y de igual modo debían ser al menos una preocupación para los cocos de la Conferencia Oeste (Lakers y Clippers). Hoy, con poco más de un mes de competición transcurrido, la diferencia entre unos y otros es tan grande como para que los Jazz venzan en dos partidos seguidos a los de Texas sin contar con su estrella, Donovan Mitchell, y prácticamente sin apuros, anoche acabaron con un 120-101.

Utah es una máquina tan bien preparada que si se cae uno de sus puntales (Mitchell está inmerso en el protocolo de conmociones cerebrales) todo sigue funcionando exactamente igual salvo por un detalle: el resto de jugadores da un paso al frente para absorber lo que antes hacía Mitchell. Así, nos encontramos con que Bojan Bogdanovic logró anoche la mejor marca anotadora de la temporada con 32 puntos, que Mike Conley se va hasta los 22 puntos y 9 asistencias (promedia 16,6 y 5,9), o que incluso Juwan Morgan, jugador de segundo año que apenas cuenta en la rotación, alcanza los 12 puntos. Siguiendo esa fórmula, literalmente no hubo partido.

Los Jazz, con una seriedad que no entiende de relajaciones puntuales, machacó a Dallas en el primer cuarto, tal y como demuestra el tremendo 37-12 que endosaron a los chicos de Rick Carlisle. Sí, los Mavs necesitan mejorar enormemente, ya que un equipo con el que deberían competir les venció en 12 minutos. Cuidado, hemos visto remontadas increíbles en la NBA, pero que eso le ocurra a estos Jazz…

Luka Doncic hizo su trabajo, pero ya está. No será aquí donde ataquemos al genio esloveno, pero se le empieza a ver algo desesperado, algo apagado. Contra los de Salt Lake City fueron 25 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias. Sus números, otrora parte de la sonrisa de los de Texas, empiezan a verse ahora como anécdota en un equipo que ha ganado solo dos de sus últimos nueve partidos para verse con un 8-11 que les deja en la 13ª posición del Oeste. Ni la vuelta de Kristaps Porzingis, quien lleva ya ocho partidos y se quedó anoche en 11 puntos y 9 rebotes, ha supuesto un impulso.

11 victorias seguidas desde el triple

Cómo están lanzando los Jazz. Es una locura. En 19 encuentros acumulan 319 triples anotados, una marca que ningún equipo había alcanzado jamás en la historia. Tal está siendo el ritmo de anotación que ante Dallas llegaron a los 20 triples anotados en un encuentro por quinta vez en esta campaña. El acierto desde el perímetro está siendo clave para un equipo que ha conseguido 10 de sus 11 triunfos consecutivos por una diferencia de al menos 10 puntos. Lo dicho, una locura.

Ingles supera a Stockton

Joe Ingles se convirtió en el encuentro ante Dallas en el jugador con más triples en la historia de Utah. El alero anotó dos triples que le sirvieron para alcanzar un total de 846 y superar por uno a John Stockton (845). Atrás quedan Gordon Hayward, tercero con 689 y Donovan Mitchell, quien teniendo ya 606 es sin duda una amenaza para el récord del jugador australiano. El top-5 lo cierra Bryon Russell con 540.

(Fotografía de Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.