Utah golpea de nuevo en Memphis y pone el 3-1


Los Jazz están a un paso de meterse en segunda ronda de playoffs tras ganar nuevamente en Memphis. En un partido hasta cierto punto igualado, los de Salt Lake City fueron mejores en los instantes decisivos y se ponen 3-1 arriba en la eliminatoria. Ahora toca rematar la faena, algo que no pudieron hacer en el burbuja de Orlando estando en idéntica situación.

“Obviamente recordamos ese sentimiento que tuvimos la temporada pasada, y no es algo que queramos volver a experimentar. Con suerte, podremos concentrarnos en lo que tenemos que hacer para no dejar que esto se escape como lo hicimos el año pasado”, comenta Mike Conley sobre la serie que terminaron perdiendo el pasado verano ante Denver Nuggets.

En esta ocasión la situación es diferente. Aquella eliminatoria se presentaba muy igualada y con ganador incierto. En esta, sin hacer de menos a los Grizzlies, los Jazz son favoritos para firmar el mejor recórd en regular season de la actual temporada.

Aunque las apuestas están a su favor, Utah no debe fiarse. Anoche llegaron a ganar por 12 puntos en el último cuarto, pero los de Tennessee reaccionaron hasta el punto de colocarse a solo dos puntos. Supieron mantener la calma y cerrar la victoria, pero es un aviso de que los chicos de Taylor Jenkins no doblarán la rodilla sin dar su último aliento.

Donovan Mitchell volvió a liderar el ataque de los de la costa Oeste con 30 puntos a los que añadió 8 asistencias. Tras él destacaron los 24 puntos de Jordan Clarkson desde el banquillo, así como los 17 puntos y 8 rebotes de Rudy Gobert. Utah mantiene su línea.

Memphis, sin frustraciones

Los Grizzlies pelean sin descanso, pero no les alcanza. En el Game 4 Ja Morant logró 23 puntos y 12 asistencias, mientras que otros dos chicos alcanzaban igualmente la veintena de puntos: Dillon Brooks (21) y Jaren Jackson Jr. (21). Su presentación fue buena y por momentos pareció que podían darle la vuelta al partido. Nadaron mucho, pero no llegaron a la orilla. Taylor Jenkins, head coach del equipo, no puede hacer otra cosa que aplaudir a sus jugadores.

“No hay nada por lo que sentirse frustrado cuando estás dando una gran pelea contra el mejor equipo de la NBA. Simplemente tienen una respuesta para todo. Estamos dando todo lo que tenemos”, recalca.

En los Grizzlies puede haber satisfacción por lo que sin duda es a estas alturas una campaña exitosa, pero seguro que no querrán que termine en el siguiente partido. Toca ver si aún pueden dar un paso más para apretar a los Jazz hasta el último instante.

(Fotografía de Justin Ford/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.