VanVleet pierde un diente tras un codazo de Livingston

Ganar un anillo de la NBA requiere todo tipo de sacrificios. aprendió esta lección por las malas durante el cuarto partido de las , en el que se llevó un golpe de lo más aparatoso que se saldó con varias consecuencias físicas.

Ocurrió durante el cuarto periodo, en una acción en la que penetró a canasta y se encontró con la oposición de Serge Ibaka. El base recibió la falta del hispano-congoleño, y tras el impacto cayó con el codo sobre la cara de VanVleet, que se había acercado para tratar de pelear por un posible rebote. El base comenzó a sangrar de forma más que evidente, lo que le obligó a abandonar la pista y poner rumbo a los vestuarios.

Allí, recibió hasta siete puntos de sutura que frenaron el sangrado, pero ese no fue el único daño. Las cámaras captaron cómo uno de sus dientes quedó tirado en el parqué tras el impacto, aunque este fue posteriormente recogido y devuelto a Fred.

VanVleet no volvió a la pista tras el incidente, aunque sí pudo regresar al banquillo para vivir con sus compañeros el final del choque. En sus casi 29 minutos en pista, el base se fue hasta los 8 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes.

Con sentido del humor

“Si ser canadiense es esto, me parece que no me gusta” dijo Fred tras el encuentro mientras sonreía. El base, a quien la victoria daba motivos de sobra estar feliz, optó por tomarse con humor el incidente y no darle demasiada importancia. “Respeto mucho a los jugadores de hockey, pero perder un diente no es divertido”.

“Espero que la próxima vez que me veáis esté solucionado. Lo peor fue verme obligado a abandonar el partido. Cuando estaba en el vestuario tenía mucha prisa para volver al banquillo con mis compañeros, pero por suerte ellos se encargaron del asunto” concluyó.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El Oracle despierta al mejor Ibaka

La afición de los Raptors se hace oír en el Oracle

Siguiente