Victoria de Orlando con un tercer cuarto fulgurante en Miami

Estar en el banquillo durante el último cuarto no pareció sentarle nada bien a . El pívot de Miami decidió irse rumbo a los vestuarios cuando quedaban por jugarse 40,5 segundos del duelo ante los Magic. Quizás estaba enfadado con la situación o quizás lo estaba con el resultado. Sea como fuera, ese extraño gesto enturbió aún más un partido en el que Orlando ganó con absoluto merecimiento por 90-105, generando incluso que una gran parte de los aficionados locales se fueran para sus casas a falta de algunos minutos para el final.

Aunque Whiteside no esté fino desde la línea de castigo, lo cierto es que este no es el motivo de que el equipo no esté fluyendo como debiera. “Creo que nuestro ataque ha apestado hoy”, dijo sin pelos en la lengua . “No hemos sentido lo de los dos últimos partidos, donde luchábamos por ganar. Tras ganar esos dos encuentros, parece como si nos hubiéramos relajado por alguna razón, como si tuviéramos ya victorias suficientes”.

Las críticas hacia el juego de se repartieron entre jugadores y también entre el entrenador. Erik Spoelstra habló de “falta de capacidad” para haber detenido a los Magic durante el tercer cuarto, donde los visitantes pasaron por encima de los pupilos de Spoelstra. “Hubo una flagrante falta de consistencia por nuestra parte para haber seguido luchando”, añadió el técnico.

Lo cierto es que los de Orlando supieron recomponerse frente a una estadística que dice que están 1-10 en partidos en los cuales no son capaces de llegar ganando al descanso. En superar la coyuntura tuvo mucho que ver , quien anotó 16 de sus 20 puntos durante el tercer periodo, socavando cualquier opción de los locales para ganar.

“Obviamente, Aaron Gordon ha estado tremendo en el tercer cuarto, tanto en defensa como en ataque. Nuestra defensa ha mejorado mucho y también hay que decir que ellos han fallado unos cuantos tiros abiertos”, completaba Steve Clifford, técnico de los Magic.

acabó con 19 puntos y 10 rebotes, mientras que Terrence Ross sumaría otros 19 tantos. “Hemos sido capaces de pararles en defensa, jugar ocupando toda la pista y hemos sido realmente intensos”, esgrimía el mismo Gordon.

En el lado de Miami, que solamente anotó 2 de sus 5 tiros libres, empatando con el peor récord de su historia en esta faceta, Justise Winslow se iría hasta los 14 puntos, por los 13 de Kelly Olynyk.

(Fotografía de portada de Matthew Stockman/Getty Images).