Vigésimo partido de Damian Lillard por encima de los 20 puntos en este curso

El jugador de los Portland suma 28 puntos en el triunfo de los suyos sobre Minnesota (113-105)

Cuando carbura, las cosas tienden a mejorar para los . Anoche Portland obtuvo su segunda victoria seguida, tras la previsible contra los Suns, y se asienta en puestos de playoffs, lo cual tampoco es decir mucho dentro de uno Oeste que no hace concesiones. Los Blazers son séptimos con un balance de 15-11 después de vencer a Minnesota (113-105), que se queda con un récord de 13-13, décimo del mismo Oeste.

Lillard, timonel ofensivo

Es la referencia en ataque, la estrella y el hombre franquicia. Ayer, 28 puntos, en lo que se convierte en su partido número 20, de 26 disputados, donde el anotador se va por encima de los 20 tantos esta temporada. Sin embargo, no siempre que Lillard está en su línea habitual de anotación triunfan los Blazers, ya que el balance que arrojan esos 20 partidos por encima de la veintena de unidades anotadoras es de 11 victorias y 9 derrotas. Este sábado ha salido cara.

Lillard, que ha hecho cuatro choques de al menos 40 puntos en esta 2018-19, promedia 27,2 tantos y es el sexto máximo anotador de la competición. Además de sus 28 tantos, con 4/9 en triples, aportó anoche 8 rebotes y 6 asistencias.

A su lado, dos fieles escuderos, dos complementos sin los que quizá no se podría comprender Portland. Jusuf Nurkic, muy buena temporada la suya, hizo 22 puntos y 11 rebotes para su 12º doble-doble de la campaña. Además, colocó 4 tapones, lo que iguala su récord del curso e iguala también su tercera mejor marca de siempre. C.J. McCollum es el otro acompañante que complementa la labor de Lillard. A un nivel anotador inferior, pero siempre constante, ayer hizo un día más en la oficina, con 19 tantos. Y fue decisivo en el tramo final.

Lillard y McCollum dan la vuelta a la noche

Hemos dado datos y datos de Portland, pero siempre lo importante es que buenas actuaciones estadísticas vayan acompañadas de la victoria. Y si sus protagonistas influyen en el triunfo, todo luce más. Lillard y McCollum dejaron el partido ganado en Oregón. Con 96-102 en contra y algo más de tres minutos por celebrarse, la pareja cogió las riendas del encuentro y se encargó de la anotación local para voltear la situación. 

Dos tiros libres de Al-Farouq Aminu, los únicos puntos anotados en este tramo por alguien diferente a Lillard-McCollum, colocaban el 105-105 en el marcador con 1 minuto y 40 segundos por disputarse. Luego, Lillard se multiplicó para, primero, firmar un triple que colocaba a los suyos por delante (108-105), luego coger el rebote al fallo de Derrick Rose, asistir a C.J. McCollum para que este anotara otro triple (111-105) y sellar la velada con dos tiros libres y el definitivo 113-105.

(Foto de portada: Will Newton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

John Wall tras el peor partido de su carrera: “No debería haber jugado”

Brooklyn se lleva el derbi con 25 puntos de Dinwiddie

Siguiente