Vogel, sobre jugar contra sus Lakers: “Vas a venir y recibirás golpes en la boca”

El técnico anticipa que su equipo se empleará como nadie en defensa, al límite de las reglas; “queremos ver a tíos por el suelo. Si no, no estaremos haciendo bien nuestro trabajo”

A LeBron James se le terminó la jugarreta de oxigenar el torrente sanguíneo cuando toca emplearse en defensa. Si algunas actuaciones defensivas del cuatro veces MVP dejaron que desear la pasada temporada, su primera con los , la llegada de al banquillo elimina cualquier alegalidad defensiva en el equipo de Los Angeles. Los Lakers, con el nuevo técnico al mando, serán un equipo que defienda armado hasta los dientes, al límite de las reglas, y que centre gran parte de su efectividad en su sistema amurallado.

“Vas a venir a jugar contra los Lakers y te vas a llevar golpes. Vas a recibir golpes en la boca”, podía resumir Frank Vogel como parte de su libreto de jugadas en defensa. La intensidad y el ímpetu tendrán taquilla asignada también en los vestuarios del Staples.

“Queremos ver a tíos por el suelo. Si no pasa eso, es que no estaremos haciendo bien nuestro trabajo. Pero sin hacer ninguna estupidez, no queremos que nadie se acabe lesionando”, continuaba el técnico de los Lakers en el Media Day del equipo californiano, y pudo reflejar el diario AS.

Las cosas claras y el chocolate bien espeso. Se acabó contemplar a LeBron (o a quien sea) cual jubilado en paseo dominical en las transiciones hacia detrás. Frank Vogel es un técnico que exprime todo el potencial defensivo de sus equipos; no hay más que rebobinar hasta los Indiana Pacers, a los que entrenó entre 2010 y 2016, un equipo atestado de guerreros y jugadores duros que pusieron en problemas la legislatura de los Heat de, precisamente, LeBron James y Dwyane Wade y Chris Bosh.

Aquel equipo con Danny Granger, Paul George, David West o Roy Hibbert a la cabeza hubiera encontrado signos bien distintos si Miami no se hubiera cruzado en su camino. Estaba concebido para ganar desde la entrega y la dureza. Y casi lo consigue a lo grande en un par de ocasiones (2013 y 2014).

También intentó Vogel clonar su buena praxis defensiva en Orlando Magic, donde entrenó dos temporadas, pero en Florida no recolectó tanto éxito tras dos temporadas sin entrar en playoffs y una plantilla repleta de jóvenes e indefinición.

Recuperar a Howard

De vuelta en los Lakers, Vogel ya ha hecho saber que la premisa de defender será el santo y seña de todo el grupo. “Es un entrenador de mentalidad defensiva y tenemos que adaptarnos a ello. Vamos a ser un equipo que base su juego en la buena defensa, estamos preparando muchas estrategias”, podía declarar Anthony Davis, pilar maestro de todas las estratagemas defensivas (y ofensivas) que Vogel habrá imaginado.

Las incorporaciones de los Lakers el pasado verano delatan el nuevo culto a la munición de retaguardia. Danny Green, Avery Bradley (qué adquisición), Dwight Howard, Kentavious Caldwell-Pope (renovó como agente libre) son jugadores que pueden desplegar diferentes caras en ataque, pero que de manera innegociable inundan la indumentaria cuando toca defender.

“Quiero un tono muy físico y se lo ha tomado hasta demasiado en serio”, decía estos días Vogel sobre Dwight Howard, a quien ha recuperado para la causa después de unos años con importancia reducida en Atlanta, Washington o Charlotte. “Está pegando duro, pero es algo a lo que tenemos que acostumbrarnos”, añadía Vogel. Música para sus oídos que Howard esté volviendo a partirse el rostro con quien haga falta por conservar cada centímetro posible en la pintura.

De ese modo, los Lakers serán un equipo de gran calibre defensivo esta temporada que viene. Para ello reclutaron a Vogel y también al puñado de jugadores que ligaron sus servicios a los de la causa angelina el pasado verano. Defenderán como los Rohirrim el Abismo de Helm, al borde de la ley siempre que tengan oportunidad.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Llega el nuevo truco de James Harden: triple a una pierna

Bradley Beal sobre su posible extensión: “No he pensado en ello”

Siguiente