Walton estalla contra los árbitros: “No iba a decir nada, pero ya no puedo más”

La victoria sigue teniendo aroma y tacto desconocido en las colinas de Hollywood en esta 2018/19. Ayer, como una piruleta entre hermanos mayor y pequeño, le fue enseñada a los y arrebatada en el último suspiro, cuando ya la aferraban por el mango.

Y , a quien pesa el 0-3, en lugar de mirar hacia adentro ha preferido hacerlo hacia afuera. Conspiración antes rectificación. Esoterismo antes que autocrítica. Los de siempre. El blanco idóneo en tiempos de necesidad. Los árbitros.

“Permitidme empezar por esto. No iba a decir nada. Iba a ahorrarme la multa, pero ya no puedo más. Metimos 74 puntos en la pintura por 50 de ellos, y sin embargo ellos lanzaron más veces desde la personal –38 tiros libres de los Spurs por 26 de los Lakers–. Fijaos en la jugada en la que me pintan técnica. Fijaos en lo que ocurrió con el brazo de . Es exactamente lo mismo que sucede con James Harden y Chris Paul y [les pitaron falta] y lanzaron 30 tiros libres justo anoche. Estamos anotando 70 puntos por partido. En la pintura”, estallaba Walton en rueda de prensa postpartido.

“Echad un ojo al partido de Josh Hart –añadía el coach–. Ha jugado 40 minutos. Y todo lo que hace es atacar el aro rival. Cero tiros libres hoy. Pero no es algo que me preocupe. Sé que son jóvenes y lo entiendo. Pero si vamos a jugar de cierta manera, no premiemos a aquellos que hacen flopping a siete metros de la canasta. Se dedican a hacer flopping para ver si sacan alguna. Y luego no recompensan a los jugadores que juegan físico y atacan el aro y reciben golpes. Eso no está bien”.

A vista de pájaro

LeBron James clausuró el año pasado como el 12º jugador que más acudió a la franja de tiros libres, con 6,5 por encuentro disputado. Con un sample minúsculo de tres partidos, James se coloca por ahora octavo de toda la NBA en visitas a la personal, con nueve por partido.

Cualquiera diría que Luke está analizando los hechos mientras se tapa un ojo con la mano, no queriendo ver el mapa al completo.

Porque caer en el mismo sesgo que Walton, pero en sentido contrario, es de lo más sencillo. Faltas sí cobradas y de contacto más que discutible, como la de minuto 1:17 pitada a favor de James, es de las que el técnico angelino omite denunciar ante los micrófonos.

Luke, no hay mentira más completa que una verdad a medias. Y sí, habrá multa.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Warriors vuelven a ganar con 29 puntos de Curry

La rehabilitación de DeMarcus Cousins va viento en popa

Siguiente