Washington despide a Ernie Grunfeld

El hasta ahora presidente de operaciones de baloncesto deja la franquicia capitolina tras 15 temporadas

Se abre una nueva etapa en Washington Wizards. La franquicia, quizás hastiada de un constante intento de salto de calidad que no termina de producirse, ha decidido dar un giro de timón a la dirección deportiva del equipo con el despido de Ernie Grunfeld, quien ostentaba el cargo de presidente de operaciones de baloncesto.

Grunfeld dice adiós así a la que ha sido su casa durante las últimas 15 temporadas, tiempo en el que los Wizards han obtenido un 44% de victorias, siendo el techo del equipo las semfininales de conferencia que han perdido en hasta tres ocasiones.

“No cumplimos con el objetivo establecido de clasificarnos para playoffs esta temporada, y a pesar de que hubo lesiones en varios jugadores clave, tenemos una cultura de responsabilidad hacia conseguir resultados positivos. Doy las gracias a Ernie por el servicio que ha prestado a los Washington Wizards. Tanto él como su familia han sido líderes en nuestra comunidad y han trabajado incansablemente para convertirnos en una de las mejores franquicias de la NBA”, señala Ted Leonsis, CEO de la franquicia.

En cuanto a cómo queda el organigrama del equipo tras el despido de Grunfeld, Washington anuncia que el vicepresidente senior de operaciones de baloncesto, Tommy Sheppard, será quien se encargue de todos los asuntos del equipo hasta que se firme un recambio para Grunfeld. A este respecto, la gerencia explica que las entrevistas empezarán al concluir la presente campaña, y que en ellas se incluirá a Sheppard.

Con 15 años a sus espaldas en los Wizards, Grunfeld ha llevado al equipo a playoffs en hasta ocho ocasiones. El periodo más exitoso es el comprendido entre las temporadas 2013-14 y 2017-18, en las cuales han acumulado hasta cuatro presencias en playoffs con tres apariciones en las semifinales de conferencia. En la 2016-17 llegaron a forzar el séptimo encuentro contra Boston Celtics.

Wall, el gran dilema

Sin que por ahora se conozcan nombres de candidatos, lo que es seguro es que quien acepte el trabajo deberá hacer frente a un gran dilema llamado John Wall. El base de los capitolinos, señalado desde hace años como jugador franquicia, ha sido maltratado por las lesiones en los últimos tiempos. Esa circunstancia se suma a un contrato estratosférico del que le restan cuatro años y 169,2 millones de dólares. Sin duda será el tema central de cualquier discusión.

En desarrollo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Zion Williamson podría disputar el Mundial 2019

Jamal Crawford no piensa en la retirada

Siguiente