Washington se da una alegría ante unos Sixers que perdieron a Embiid


Poco tuvo que ver el cuarto partido con los anteriores. ¿Por qué? Pues porque Philadelphia solo pudo contar con Joel Embiid durante el primer cuarto. El pívot, faro de casi todo lo bueno que ocurre en el equipo, hubo de abandonar la cancha por lo que se definió como dolor en la rodilla derecha. Con él en pista llegaron a ganar por 11 puntos. Cuando se fue la ventaja se esfumó hasta certificarse la derrota por 122-114.

A Washington le costó, pero aprovechó las circunstancias. Durante el segundo cuarto supieron mantener la igualdad en el electrónico. En el tercero llegaron a dominar por 14 puntos. En el definitivo vieron como los Sixers llegaban a poner el empate a 106 a falta de poco más de cuatro minutos. Aguantaron. Por un lado fueron capaces de seguir acertando con la canasta. Por otro, optaron por la estrategia Hack-a-Shaq centrándose en llevar a Ben Simmons a la línea de tiros libres. Fue un acierto.

El base de los 76ers entraba al partido con un doloroso 0 de 9 desde la línea de personal. Anoche se quedó en un 5 de 11 que sigue sonando a invitación para cometer faltan intencionadas sobre él. Doc Rivers entendió que lo hiciesen, pero de igual modo descarta sacarlo de la pista por ello. “Obviamente eso es algo que van a hacer. Eso es lo que deberían hacer. Y estoy de acuerdo con ello. ¿Quieres que saque a Ben Simmons de la cancha? No. Es bastante bueno”, comenta sobre su jugador, quien acabaría con 13 puntos y 12 rebotes.

El resumen puede ser que Washington hizo más o menos lo de siempre, pero en esta ocasión no estaba Embiid para contrarrestarlo (si se puede llamar así a su dominio). Russell Westbrook firmó un triple-doble de 19 puntos, 21 rebotes y 14 asistencias, si bien se quedó en un doloroso 3 de 19 en tiros de campo. Bradley Beal se marchó hasta los 27 puntos. Rui Hachimura, quizás el factor más inesperado, logró su mejor partido de la eliminatoria con un doble-doble de 20 puntos y 13 rebotes. “Está creciendo justo frente a nuestros ojos”, recalca Scott Brooks sobre su joven jugador.

Harris, siempre sumando

Sin Embiid en pista, fue Tobias Harris quien lideró el ataque de la organización de Pensilvania. El alero fue el máximo anotador de los suyos con 21 puntos, cifra a la que añadió 13 rebotes y 5 asistencias. Tras él hay poco que destacar. Quienes más aportaron a la ofensiva fueron jugadores del banquillo como Tyrese Maxey, autor de 15 puntos, o George Hill, que pondría su granito de arena con otros 14.

Espectador detenido

Está siendo, lastimosamente, algo habitual en los presentes playoffs. En el Capital One Arena se produjo un nuevo incidente cuando durante el tercer cuarto un espectador salió corriendo desde las gradas y saltó a la cancha. Un guardia de seguridad lo interceptó rápido y lo inmovilizó contra el suelo. Según informa Shams Charania de The Athletic, el aficionado ha sido expulsado indefinidamente del pabellón y la policía ha presentado cargos. “Es realmente vergonzoso Inaceptable”, sentencia Scott Brooks.

(Fotografía de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.