Washington se va hasta los 140 puntos para tumbar a los Suns

La sexta victoria de los llegó en Phoenix, donde los de Scott Brooks vencieron por 132-140 pese a jugar en back to back. El conjunto capitalino aprovechó el mal momento de forma de los , que han perdido seis de sus últimos siete encuentros y están por debajo del 50% de victorias por primera vez en lo que va de temporada (8-9), lo cual no les impide mantener el octavo puesto del Oeste. Washington, por su parte, acaricia también la octava plaza, en su caso del Este, pues con un balance de 6-10 está a solo un triunfo de alcanzar a los Magic en dicha pugna.

Los visitantes fueron ganando por hasta 21 puntos (74-95), aunque, quizás por el cansancio propio de quien juega dos noches consecutivas, tuvieron problemas para cerrar el choque. Phoenix llegó a ponerse a solo cuatro tantos a falta de tres minutos (120-124), pero un 2-12 de parcial acabó con el sueño de la remontada y enterró definitivamente las opciones de un equipo cuyo fulgurante inicio está cada vez más apagado.

Puntos, puntos y más puntos

Ver a los Wizards este año se ha convertido en sinónimo de ver canastas. Los de Brooks son el equipo que más puntos anota por partido (empatados con Milwaukee) y a su vez el que más recibe, y marcadores abultados como el de anoche no son una rara avis en su historial. Con esta, ya son cinco las veces en que Washington se ha ido por encima de los 130 puntos y otras tantas las que ha permitido que su rival lo haga, confirmándose como un equipo que prácticamente garantiza alto tanteos.

Si alguien ha aprovechado esta tesitura para destacar, ese es , que está firmando su mejor temporada en anotación con cierta diferencia. Anoche terminó con 35 puntos, cifra a la que llegó con un excelente 11/18 en el tiro y que le hizo alcanzar la treintena por novena vez este curso, lo que le sitúa solo por detrás de Harden y Antetokounmpo en este aspecto. El escolta aportó además 6 asistencias, y se encargó de anotar varios tiros libres que cerraron el encuentro y le confirmaron como el hombre más determinante del mismo.

Su mejor aliado fue , que terminó con 23 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias. Además, la segunda unidad jugó un papel determinante, pues hasta cuatro hombres de banquillo llegaron a los dobles dígitos. terminó con 21, Davis Bertans lo hizo con 16, y tanto Jordan McRae como Moritz Wagner acabaron con 11, lo que hizo de todos ellos parte imprescindible del gran segundo cuarto del equipo.

En los Suns la anotación estuvo algo más repartida, aunque , con 27 puntos, volvió a ser el líder indiscutible en este aspecto. Le siguió , que regresó de su ausencia de tres partidos anotando 18 tantos y repartiendo 4 asistencias, mientras que Dario Saric, Cameron Johnson y terminaron con 17. Este último, que atrapó además 10 rebotes, está empezando a aprovechar la oportunidad que le conceden las ausencias de Ayton y Baynes (viene de anotar 22 puntos a Denver), aunque el equipo sí que está pagando de forma más notable estas ausencias en el juego interior.

(Fotografía de portada: Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Cuarto triunfo seguido de Indiana con 46 puntos de Sabonis y Warren

J.J. Redick, 18º máximo triplista de la historia de la NBA

Siguiente